El sentido del tiempo

08/03/2019

Con veinte años y su primer trabajo, pudo comprar una cámara de fotos. Han pasado treinta años y se ha consagrado como fotógrafo y alquimista de platinotipias con varios premios nacionales e internacionales. Ahora expone en Algeciras un excelente trabajo documental, una serie de retratos de sus compañeros de la refinería de Cepsa en San Roque, fotografiados hace diez años y en la actualidad. Este espacio de tiempo, da nombre a la exposición: Temporis sensus. Por Jaime Becerra

 

 Miguel Ángel Márquez junto a sus fotografías en la exposición / Alberto Galán

 

Aunque su profesión oficial es la de ingeniero y ha estado más de quince años en la ingeniería de mantenimiento de una gran refinería, su pasión por la fotografía ha marcado su vida. Todo comenzó en un curso de la UFCA (Unión Fotográfica y Cinematográfica Algecireña) de laboratorio en blanco y negro, donde se aprende la esencia de este arte de "pintar con luz". Fue entonces cuando se lo empezó a tomar en serio y estos inicios en la cámara oscura, marcaron su trayectoria convirtiendo a Miguel Ángel Márquez en un artesano de la fotografía, que aunque trabaja en digital, intenta saltar desde los megapixels a los rigores de la alquimia en sus platinotipias, un antiguo procedimiento fotográfico de finales del SXIX, que obtiene copias monocromas por contacto en materiales sensibilizados con sales de platino y hierro, tras un revelado con oxalato.

 

En su proyecto y exposición Temporis sensus, Miguel Ángel se fija en los rostros de los empleados de una gran industria, la mirada como expresión de sentimientos y las marcas que el tiempo dibuja sobre esas caras. En 2008 realizó las primeras fotografías a sus compañeros de trabajo de la refinería Cepsa de San Roque, aislados de su contexto laboral. A esta primera parte del proyecto la denominó: Únicos. Diez años después, el fotógrafo volvió a buscar a los mismos personajes, a los mismos retratados de la primera etapa para volver a ponerlos delante de su cámara. Las huellas del tiempo se habían hecho presente de una u otra manera, cada personaje había archivado diez años de vivencias en su rostro, sus arrugas y sus cabellos.

 

"Hasta que no empecé a trabajar, no había tenido medios para comprarme una cámara"

 

¿Nace usted en El Aaiún en 1967, qué recuerdos tiene de su adolescencia, 'coqueteaba' ya con la fotografía?

Bueno, realmente en el Sahara estuvimos 3 o 4 años, porque ya empezaron a complicarse las cosas por allí y nos trasladamos a Tenerife donde viví mis primeros años de infancia hasta que nos vinimos definitivamente para Algeciras. Hasta los 20 años no comencé a interesarme por la fotografía seriamente, siempre en casa había cámara y a mi padre le gustaba hacer fotografías familiares como recuerdo. A mí siempre me había interesado el mundo de la imagen, pero hasta que no empecé a trabajar, no había tenido medios para comprarme una cámara.

 

En 1990 se apunta a un curso en la UFCA de laboratorio blanco y negro. ¿Por qué empezó por el laboratorio?

En esa época, era lo que había. Los inicios para casi todos eran en el laboratorio, como base para seguir aprendiendo, a mí me atrapó desde el primer momento y comencé a interesarme por este medio de expresión y a formarme en diferentes técnicas, a veces con cursos y otras de forma autodidacta.

 

Su exposición es la continuación de un trabajado iniciado en 2008 donde retrató a sus compañeros de la refinería. Diez años después, ha vuelto a retratarlos. ¿Qué ha visto en esos retratos?

El título de la exposición “Percepción del tiempo”, cada uno percibe el paso del tiempo, propio o ajeno de una forma diferente en función de cómo ese tiempo te haya tratado. Yo tengo diferentes percepciones, sobre todo observo más tranquilidad en las miradas; los jóvenes porque su vida es más estable y los mayores porque sienten que han hecho bien las cosas y también expresan tranquilidad.

 

Rubén, en la foto más pequeña, fotografiado en 2008 y en la grande, diez años después. / Miguel Ángel Márquez

 

¿Con qué equipo realizó este proyecto, tanto en Únicos como en Temporis Sensus?

Actualmente y desde hace más de diez año uso equipo digital. Y el formato que he utilizado es el normalmente llamado de 35 milímetros, aunque sea digital.

 

¿Y para las ampliaciones de la exposición, ha usado el laboratorio?

No, este proyecto ha sido impreso por FotoFLIX Sevilla debido al tamaño de las copias, de 40 x 50 cm., habitualmente imprimo mis trabajos en casa con impresora de tintas pigmentadas.

 

¿Cierra el círculo con Temporis Sensus o tiene prevista una continuación de este proyecto?

Bueno…., nunca se sabe, el epilogo del libro termina, con: “en 10 años volveré a buscaros y el tiempo nos hablará de nuevo”, así que no cierro ninguna puerta.

 

 

Arriba Rafi Abajo Manolo.

Las fotos las enseñamos tal cual se presentan en la exposición y en la edición del libro, ambos proyectos

patrocinados por la Fundación Cepsa y con el apoyo de la UFCA. / Miguel Ángel Márquez

 

 

En un mundo chirriante de color, usted se ha decantado por el blanco y negro. ¿A qué se debe su elección para este proyecto?

No solo para este proyecto, casi todo mi trabajo es en Blanco y Negro debido a que me concentro más en los detalles, formas, sombras y luces.

 

¿Qué ha sido lo más complicado a la hora de abordar este trabajo?

Encontrar a las personas que ya no trabajan en la fábrica, algunos ya están jubilado e incluso habían cambiado de residencia.

 

"Ellos se ven más viejos en general, pero si profundizas en las fotos, no siempre es así"

 

¿Qué le han comentado las personas que aparecen en las fotos de la exposición, cómo se ven?

Se ven más viejos en general, pero creo que esa es la primera impresión que se llevan todos, pero si realmente profundizas en las fotos, no siempre es así.

 

Con la exposición se ha editado un libro con prólogo de la escritora Mar Marchante y patrocinado, al igual que la exposición, por la Fundación CEPSA. Junto con las fotografías, ¿qué nos cuenta el libro y cómo se puede conseguir? El libro nos cuenta la vida de estas personas en sus miradas, se mezclan algunas imágenes de entorno fabril para introducir al lector en la situación laboral de los trabajadores de este tipo de fábrica. El libro se vende por 25 € y se puede adquirir en la UFCA o contactando conmigo.

 

 

Arriba Jesús Abajo Una tubería de la refinería, son fotos que se mezclan en la exposición y en el libro

para introducir al público y al lector en el entorno laboral de los trabajadores retratados. / Miguel Ángel Márquez

 

 

¿Qué trabajo realizaba -o realiza- en la refinería de CEPSA?

Soy Ingeniero de profesión y después de pasar más de 15 años en Ingeniería de mantenimiento, ahora me dedico a la contratación de servicios para todo el grupo Cepsa.

 

"La cámara me permite interactuar con el medio y sobre todo con las personas"

 

Su obra es amplia y va más allá del trabajo que expone ahora. Destacan sus retratos y paisajes más sus procesos de platinotipias, pero, ¿dónde se encuentra más a gusto, con la cámara o en el laboratorio?

Para mí la cámara no solo es una vía de relajación, sino que me permite también interactuar con el medio y sobre todo con las personas.

 

También imparte clases de fotografía química y platinotipias. En un mundo tan digitalizado, ¿hay chavales que se interesen por este arte?

Por supuesto, de nuevo se intuye una corriente hacia el analógico y esto hace que los cursos que impartimos en UFCA estén siempre completos y donde lo pasamos estupendamente, solo hay que ver los rostros de sorpresa e ilusión de las personas que realizan los cursos cuando revelan su primer carrete para sentirte satisfecho.

 

Antes le preguntaba por el uso del blanco y negro en Temporis Sensus, sin embargo, en su portafolio de trabajos, no hay nada en color. ¿A qué se debe, puede tener que ver su formación en el laboratorio blanco y negro que le permite ajustar sus imágenes al detalle?

Es posible que mis inicios en el laboratorio hayan condicionado la forma de expresarme y de mirar.

 

Calzada gigante (Irlanda). Platinotipia. / Miguel Ángel Márquez

 

 

¿Qué fotógrafos le han servido de inspiración?

Me gustan muchos los autores clásicos: Díaz Burgos, García Rodero, García Alix, Avedon, Diane Arbus, Cartier-Bresson, etc.

 

"La inspiración muchas veces va y viene con períodos más prolíficos que otros"

 

Entre 1999 y 2010, vemos su etapa más prolífica con unas 12 exposiciones, tres de ellas colectivas más una decena de trabajos publicados y premios en muchos de los 50 concursos a los que se presenta, tanto nacionales como internacionales. Han pasado ocho años hasta volver a ver una exposición suya, como es: Temporis Sensus. ¿A qué se debe, se cansa la inspiración o simplemente son etapas diferentes?

Son etapas diferentes, hay veces que te apetece hacer ciertas cosas y otras que te encuentras con ganas de meterte en un lío expositivo. La inspiración muchas veces va y viene con periodos más prolíficos que otros.

 

Irlanda (Platinotipia). Playeros y Escocia (Platinotipia). Pinchar para ampliar. / Miguel Ángel Márquez

 

Estamos bombardeados por imágenes a diario pero la mayoría de muy bajo nivel artístico e incluso técnico, ¿se ha perdido el criterio para valorar una buena fotografía y ya todo vale?

No creo que todo valga, una buena fotografía que llega al lector y que le impacte o que tenga un mensaje que llegue, siempre es muy bien valorada.

 

¿En qué anda ahora, Miguel Ángel, Algún nuevo proyecto?

Bueno…, intento hacer una buena colección de platinotipias para algún día poder exponerlas y también un pequeño proyecto de mini libros.

 

Arriba Scottish people (Escocia). Abajo Galicia / Miguel Ángel Márquez

 

 

El sentido del tiempo es inexorable y con casi 30 años inmerso en la fotografía, ¿qué le ha dado a usted, que antes de conocerla no tenía?

Muchos buenos amigos.

 

Junto con la exposición, se ha editado un libro que recoge todas las obras.

 

La exposición Temporis sensus se puede visitar de lunes a viernes, de 08:30 a 13:30 y de 16:30 a 21:00 h en la sala de exposiciones del Centro Documental José Luis Cano de Algeciras, hasta el próximo 29 de marzo.

 

Las personas interesadas en adquirir el libro que recoge las obras expuestas en la exposición, lo pueden hacer poniéndose en contacto a través del correo electrónico de la UFCA: albertogalan@ufca.es o el del propio autor: 67miguelmarquez@gmail.com

Para más información, aquí.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Otros temas de éste número

El prestigio por los pelos

November 13, 2019

La juventud despierta a Chile

November 13, 2019

1/15
Please reload

Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2019 / Cádiz España