Ciudades casinos: Madrid. El EuroVegas se hizo realidad.

04/11/2018

Se trata del neoliberalismo aplicado y su voracidad sin límites, degradando a toda una sociedad, pero fundamentalmente a los más pobres. Esta situación no es casual y podemos retrotraernos al artículo de El País, del 11 de diciembre de 2011, donde se hacía alusión a que “El millonario Sheldon Adelson exige cambios en importantes leyes como la de blanqueo de capitales para crear un macro complejo de casinos en Madrid.”

 

  Ilustración: Maskao

 

Aunque el proyecto EuroVegas no se llegó a implantar en la Comunidad de Madrid, sí ha podido tener consecuencias en la proliferación espectacular de casas de apuestas, casinos, juegos online y centros de juego en general. Se crearon una serie de figuras legales, “Centros Integrales de Desarrollo, complejos de promoción privada de grandes dimensiones, que tenían por objeto la prestación integrada de actividades de muy diverso signo (industriales, turísticas, de convenciones y congresos, de ocio, juego, culturales, comerciales, sanitarios).”

En este caso se contemplaban nuevos escenarios que requerían unos marcos reguladores; así se aprobó una ley en junio del 2012 llamada de “Medidas fiscales y administrativas” que establecía una serie de condiciones favorables para la realización del proyecto EuroVegas: régimen fiscal mucho más favorable, monopolio durante diez años.

La Ley de Patrimonio Histórico aprobada en la Comunidad de Madrid, eliminaba los trabajos de arqueología preventiva antes de iniciar unas obras. Otro de los aspectos que se contemplaban era la permisión de fumar dentro de estos centros.

 

En Madrid, han proliferado las casas de juego, apuestas deportivas y bingos en apenas tres años, en un 300% en los barrios más vulnerables. Se trata de un ataque a la clase trabajadora y a los jóvenes. En algunas informaciones se empieza a hablar como la droga equivalente a la heroína de los años 80 que destruyó y mató a numerosas personas y familias. En definitiva de lo que va este artículo es del modelo de sociedad a la que caminamos, si no existe rebelión por nuestra parte.

 

"La precariedad, el gran negocio de los tiburones, con sus carteles luminosos, con su publicidad perversa, utilizando a la mujer como reclamo."

 

En el eje Bravo Murillo, que va desde Cuatro Caminos hasta Plaza Castilla, en el distrito de Tetuán, podemos encontrar trece casas de apuestas, sin control, como una plaga expandiéndose, consumiendo la ciudad. Muchos de estos centros están situados en frente y al lado de colegios e institutos, en ausencia de regulación que limite la ubicación de locales. El comercio de barrio, los cines, son historia. En su lugar se puede leer: CODERE, LUCKIA, SPORTIUM. La precariedad, el gran negocio de los tiburones, con sus carteles luminosos, con su publicidad perversa, utilizando a la mujer como reclamo, permite la entrada de menores, aunque esté prohibida, a través

de terceros.

 

La evidencia empírica consiste en entrar, jugar en algún dispositivo y a continuación te ofrecen bebidas alcohólicas sin más, únicamente con la condición de que se juegue. También en algunos establecimientos se permite fumar y para terminar la ronda, se incluyen bocadillos gratuitamente. Sólo jugar y jugar. Todo un negocio, que de forma execrable utiliza el deporte, avalado por las grandes figuras, club y equipos deportivos, incitando al juego, a la competición contra una máquina. La publicidad en relación al juego, se hace sin ninguna impunidad en las televisiones en horario infantil. Todo es tan sucio y feo que las máquinas tragaperras, que existen en estos establecimientos, son tratadas por los usuarios como sujetos femeninos. Cuando no se obtiene el beneficio deseado, el usuario, varón, empieza a insultarla, haciendo del objeto-máquina, un sujeto mujer a la que se le dedican todo tipo de descalificaciones y groserías, al más puro estilo de la violencia machista.

 

"Los jóvenes de entre 18 y 24 años representan, a su vez, el sector más activo en apuestas deportivas"

 

Según la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda, el cliente potencial de los nuevos establecimientos de apuestas lo representa un hombre de entre 18 y 43 años. Los jóvenes de entre 18 y 24 años representan, a su vez, el sector más activo en apuestas deportivas (estudio de Percepción Social sobre el juego de azar en España, del Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III de Madrid). 

 

Con solo pasearse por delante de estos centros, se observa, que la gran afluencia de personas que entran y salen, son en su mayoría población migrante. Rápidamente, en el ritmo acelerado en el que vivimos, crece también la adicción al juego, la ludopatía. Se trata de un problema de salud pública que destroza individuos, familias y toda una sociedad, afectando a varias generaciones, con la adquisición de deudas económicas imposibles de pagar, con graves trastornos psicológicos y el deterioro general en las relaciones afectivas.

 

Nuestra Federación, la FRAVM (Federación regional de asociaciones vecinales de la comunidad de Madrid), ha iniciado una campaña de denuncia y condena dirigida a la proliferación descontrolada de estos establecimientos así como el juego online, a la vez que reclama una batería de medidas ante las distintas administraciones, que cambie radicalmente el vacío legal y la falta de regulación de las casas de juego.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Otros temas de éste número

El prestigio por los pelos

November 13, 2019

La juventud despierta a Chile

November 13, 2019

1/15
Please reload

Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2019 / Cádiz España