Una voz conocida

05/08/2018

Le llaman "el mago" por su talento y habilidad en la producción y edición de sonido. Lleva casi 30 años poniendo su voz a cuñas publicitarias, programas de radio o doblaje de películas. Ha impartido cursos de locución publicitaria, edición de audio, teatro radiofónico y doblaje en ayuntamientos y en países como Guinea Ecuatorial. 

 

 Juan Muñoz en un estudio de radio de Onda Cádiz

 

 

Juan Muñoz nació en Cádiz pero desde muy pequeño vivió en Conil. Después el trabajo lo llevó a Cádiz y hoy vive en San Fernando. Apasionado de la radio y la locución, ha transitado desde sus inicios en Radio Conil por emisoras y proyectos radiofónicos convirtiéndose en una de las voces más conocidas de la provincia. Radio Cádiz (Cadena Ser), Cadena Dial, 40 principales, Onda Cádiz, Baby Radio, doblaje de películas, de documentales, cuñas publicitarias y un largo etcétera, han sido y son el hábitat natural de su estupenda voz de bajo tenor.

 

“Hablar por un micro, grabarte y oírte después me llamaba mucho la atención”

 

Es amable y cercano, simpático pero sin aspavientos. Buen narrador de voz privilegiada que lo hace todo mucho más serio o agradable depende sea el caso. Estamos en un estudio de Onda Cádiz, donde conduce un programa informativo matinal. Acaba de terminar su trabajo y nos acomodamos para charlar. Suele suceder, que antes de la entrevista surgen conversaciones con el entrevistado. Y en una de ellas, Juan me cuenta que creía tener sucesor en su hijo de 17 años, que ya le ayudaba pero que también reclamaba cuando había que volver a grabar y repetir.

 

¿De dónde eres Juan?

De Conil de la Frontera. Nacido en Cádiz pero desde pequeñito viviendo en Conil, mi padre y mi madre son conileños.

 

¿Cuándo empieza tu afición por la radio?

De chaval me tenían por mucho más divertido de lo que soy ahora, si, era el tipo dicharachero, el que sacaba el chiste, la preguntita tonta a los amigos, etc. Y siempre me he dejado llevar por la televisión de los 80, la música de esa época que tan importante ha sido porque se cambió bastante de sonido.

Y desde muy pequeñito, cuando venía mi padre después de estar casi un mes fuera, solíamos poner la radio, la Cadena Ser con la saga de Los Porretas, una radionovela. Ahí empecé a contagiarme con el teatro, la interpretación y sobretodo la locución, eso de hablar por un micro, grabarte y oírte después era algo que me llamaba mucho la atención. Poco a poco empecé a conocerme a nivel interpretativo, con registros de voces distintos, me oía y ahí empezó un poco el tema espectáculo. Después, con 15 años o así, grababa con una grabadora de casete y hacíamos tonterías con los amigos en el parque, entrevistábamos a la gente y ahí empecé a conectar con el mundo de

la grabación.

 

sí me gustaba dar a entender que hablaba "más fino", como dicen en Conil.

 

Y la radio viene cuando me acerco a la radio del pueblo y me entero que hace falta gente para programas musicales de jóvenes. Conil en esos años estaba mucho más apartado que ahora y pensé que era una oportunidad para hacer algo que me gustaba, y te estoy hablando del año 1984-1985 que fue cuando empecé en Radio Conil.

 

¿Ya de joven tenías voz para la locución?

No, bueno, solía hablar muy fuerte. No gritando pero solía hablar como se habla en todos los pueblos, seseaba muchísimo, pero sí me gustaba dar a entender que hablaba "más fino", como dicen en Conil. También ponía un cierto tonito peliculero, pero no tenía especial carácter, ni voz, ni nada, simplemente que era dicharachero, me gustaba el teatro y me gustaba interpretar.

 

 

¿Háblanos de tu recorrido profesional?

Empecé en Radio Conil, me hice conocido en el pueblo y a partir de ahí, en todo acto público ahí estaba Juan Muñoz para hacer de presentador, carnaval, actos del Ayuntamiento, Asociaciones de Vecinos, las Ferias, etc.

Ahí empecé a conocer el tema comunidad, el tema de la gente. Con las asociaciones de vecinos no me limitaba

a presentar, me sentaba con ellos, preparábamos el acto y me sentía más involucrado con lo que hacía.

 

Después, paso a Cadena Ser en Cádiz donde he presentado Cadena Dial, he hecho musicales con 40 principales, he estado de coordinador de todas las emisoras de radio fórmula del grupo Prisa en Cádiz, he sido presentador del programa Hoy por hoy Cádiz, he estado en un equipo de producción publicitaria a nivel nacional, he coordinado todos los eventos musicales que se hacían en Cádiz. También estuve en un departamento de producción donde todo lo que tuviera que ver con lo sonoro o se grabase en la radio, pasaba por este departamento. Y en producción externa, también era el encargado de que todo estuviera en su sitio.

 

“Con los años, no solo locutas, te metes al cien por cien a nivel

empresarial - productivo”

 

Con los años, no sólo locutas, te metes al 100% a nivel empresarial - productivo, lo mismo coordinaba, estaba en reuniones, gestionaba una entrevista para otro compañero y además, presentaba. En Cadena Ser Cádiz estuve 19 años, codo con codo con los compañeros de Cádiz, de Andalucía y a nivel nacional.

 

Luego he conocido un formato que tiene que ver con los niños de 0 a 11 años. Con otro compañero iniciamos la aventura de Baby Radio, que sigue existiendo como la primera radio online para niños en España, emite para todo el mundo y también en frecuencia modulada. En ese proyecto estuve cinco años. Y me abrió puertas a encontrarme con otras plataformas que también trabajaban el tema infantil como Antena 3 televisión, Canal Plus y con Movistar tuve la ocasión de estar en el departamento de producción, creación y realización de espacios infantiles sonoros.

 

Juan Muñoz es un locutor vocacional que ha dedicado tiempo y esfuerzo a su profesión.

 

 

También eres actor de doblaje y locutor publicitario.

Sí, me gustaba la interpretación, incluso doblaba películas mientras las veía, las de la segunda cadena que muchas veces eran subtituladas. Estuve en Sevilla dos años preparándome como actor de doblaje, iba de Conil a Sevilla tres veces por semana. Ahí aprendí a interpretar, a hacer teatro y a ponerme en escena delante de la pantalla y hacer el doblaje. He participado en películas, series televisivas e incluso cantando, y fue una experiencia muy bonita. Lo que pasa es que solo se hace doblaje en España en Madrid y Barcelona. En Sevilla se hacen series de dibujos animados y muy poquitas películas.

 

¿Cuidas de una manera especial tu voz?

Con sentido común. Yo no tomo nada, lo que me aclara la garganta es el agua fría, es lo que bebo y me limpia.

Y luego la lógica, si hace mucho frío o mucho calor, tienes que cuidarte. Sólo una vez me he quedado afónico, fueron cuatro días y lo pase muy mal.

 

¿Y el acento andaluz para los doblajes?

Se habla andaluz en Andalucía, pero el andaluz no sabemos exactamente qué es lo que es. El andaluz de Huelva no habla como el andaluz de Córdoba, y aquí en Cádiz igual, con el de Conil o el de San Fernando. Pero si, fui a cursos para hablar castellano neutro. Al principio, hubo gente que me decía: "tú tienes que hablar como eres". Yo les decía que si hablo así no podría doblar una película; si hablo así, no voy a poder trabajar en un medio nacional y más siendo locutor diario. Yo me esforzaba y sigo esforzándome todos los días. Mi propósito era no renunciar a hablar como hablamos en casa pero, poder hablar también lo más “castellanamente” posible. Y todos los días de mi vida, mi lucha era hablar lo más correctamente posible. Pero cuando me relajo, cuando quiero y con quien quiero, suelo hablar como me sale mejor.

 

“La radio sigue siendo el único medio que te puede contar en el momento exacto, algo que está ocurriendo en cualquier parte del mundo.”

 

¿Cómo ha cambiado la tecnología digital a la radio?

En los años 80 se decía que con la llegada del vídeo, la radio se iba a perder, incluso había una canción de The Buggles que se llamaba: el vídeo mató a la estrella de la radio. Y la radio no sólo consiguió seguir, incluso subió un poquito. La radio sigue siendo el único medio que te puede contar en el momento exacto, algo que está ocurriendo en cualquier parte del mundo, además te posibilita estar escuchando y poder hacer otras cosas. Con las redes sociales, se dice que la radio es la perjudicada, yo soy contrario a ese pensamiento, quizá por el cariño que le tengo a la radio. La radio ha sabido reciclarse de tal manera, que está utilizando las redes sociales de diferentes formas, incluso con vídeos. Además, puedes ir en el coche llegando a Madrid y escuchando Radio Cádiz por internet.

Creo que la llegada de tantas herramientas, hace que sea aún mayor, la capacidad que tiene la radio para contar lo que sucede.

 

¿También ha cambiado el modelo de las empresas de comunicación?

Si, lo que antes hacía de forma especializada una persona, ahora una persona hace las funciones de cinco apoyado en los adelantos tecnológicos. En las radio fórmulas, por ejemplo, había 3, 4 o 5 locutores por emisora. Y en Cádiz, yo coordinaba todas las emisoras de radio fórmula pero sin locutar porque ya locutaba el de Madrid. Fue cuando ya se centralizó todo, primero en Sevilla y ahora en Madrid. Entonces, en radio fórmulas no existe locución local

y es una pena, porque antes, estabas locutando una canción y estabas diciendo cómo estaba la playa de La Victoria.

Y decíamos: "quien quiera un disco de tal cantante, que nos traiga un helado de fresa". Lo contábamos como un chiste pero aparecía gente con el helado de fresa en la emisora. Esa cercanía se ha perdido hace muchos años. Se ha perdido la comunicación directa y cercana.

 

“Empezamos una iniciativa el año pasado, practicar la lectura delante del micrófono con gente de la calle que es la que viene a leer”

 

Ahora estás en Onda Cádiz con un informativo matinal, ¿háblanos del programa?

Se llama Cádiz al día y empezamos a las ocho de la mañana, de lunes a viernes. Abrimos con noticias y lo que en ese momento está pasando en la ciudad, en la provincia y a nivel nacional. También miramos el panorama deportivo. Eso sería en la primera media hora. Después viene una entrevista de actualidad con personas del tejido empresarial de Cádiz, Asociaciones de Vecinos, educación... lo más significativo de la ciudadanía gaditana.

 

En la segunda parte tocamos temas como música, espectáculo, poesía, cultura, lectura. Con la lectura empezamos una iniciativa el año pasado, practicar la lectura delante del micrófono con gente de la calle que es la que viene a leer, con voz alta y un micrófono delante. Lo que nos planteamos diariamente, es contar lo que está sucediendo de una manera divertida y seria.

 

Casi treinta años de experiencia avalan la carrera de Juan Muñoz, un profesional que desde

muy joven encontró su medio entre micrófonos, cables, grabadoras y voces.

 

 

¿Cuánto tiempo llevas con el programa Cádiz al día?

Pues, hace casi dos años. Antes era más magacín, ahora al ser tan temprano es más informativo.

 

Desde tu Estudio ofreces una serie de servicios, ¿cuáles son los principales?

Soy locutor publicitario con casi 30 años de experiencia, con lo cual, en mi estudio se hacen cuñas para anuncios desde su creación hasta la grabación final. También doblaje o locución en off para documentales.

Yo sigo teniendo varios registros de voz, que no es lo mismo que imitar voces, eso es otra cosa. Puedo hablar como un chaval de 20 años o una persona de 50, incluso como un anciano. Esos registros de voces te sirven además de para interpretar el doblaje, en una sola cuña puedes hacer varios personajes, así cuando piensas que hay dos locutores, sólo hay uno.

 

¿Cómo se llega a ser un buen profesional de la locución?

Lo primero es que te guste, después, ilusionarse y defenderlo. Prepararte muy bien y estar informado. Hay que dedicarle mucho tiempo, todos los días, es la única manera de no estar desconectado y de seguir aprendiendo.

Y no hacerle mucho caso a algunos que siempre saldrán a ponerte pegas.

Jaime Becerra

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Otros temas de éste número

Un show muy malo

November 17, 2019

Restos del cacerolazo

November 16, 2019

1/15
Please reload

Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2019 / Cádiz España