Un cuento de valores

18/04/2018

Los héroes de Lyandel, es un cuento para niños de 6 a 11 años repleto de valores solidarios. Un trabajo impecable, fruto de la colaboración entre la autora, Arancha Morales, y el estudio de ilustración gaditano The pilot dog.

Arancha Morales con su cuento: Los héroes de Lyandel

 

 

Arancha es una joven de San Fernando (Cádiz), llena de vida, inquieta, alegre y de espíritu solidario. Está a punto de acabar su carrera de Filología Hispánica y, entre otras actividades solidarias, es voluntaria del Banco de Alimentos de Cádiz. Un voluntariado que la ha llevado a soltar su imaginación y crear un texto divulgativo para ayudar a sensibilizar nuestra sociedad desde su semilla, los niños. El producto final, un cuento en cuatro capítulos que se lanzó en noviembre del pasado año con el Diario de Cádiz como arranque de la promoción. Toda la recaudación va destinada al Banco de Alimentos de la ciudad.

 

Nos encontramos con Arancha en el estudio de The pilot dog, en una calle del casco antiguo de Cádiz, donde están también Juan José Domínguez e Iván Cano, artífices de las ilustraciones y edición del cuento Los héroes de Lyandel. El sitio es agradable, con una atmósfera distendida que propicia el inicio de una charla amena y desenfadada.

 

¿Hace cuánto eres voluntaria del Banco de Alimentos, Arancha?

Desde hace unos 4 años más o menos, comencé en la Gran Recogida, pero de forma más activa desde el año pasado.

 

¿Y lo de escribir el cuento?

Es la primera vez que hago un proyecto así de serio. Aún no he acabado la carrera de filología, me queda una asignatura y en relación con mis estudios, se me planteó la idea de hacer el cuento y me gustó. La idea surgió del propio Banco de Alimentos, establecimos unos valores y en base a ellos se desarrollaron diferentes historias para los cuatro cuentos. Aunque la idea arranca desde el Banco, también tiene que ver con otro voluntariado que hago en una parroquia donde trabajo con niños. Esa influencia del trato con los críos y los valores que trabajamos con ellos, han sido las bases más importantes para este cuento. Desde el Banco de Alimentos me dicen: "tenemos la idea de desarrollar un cuento, ¿qué te parece?" Me dan unos parámetros, me dan libertad y a partir de ahí desarrollo la historia que me llevó unos seis meses acabarla.

 

El mensaje del cuento es que todo el mundo tiene un poder oculto, un súper poder.

Y el objetivo es que aprendan a descubrirlo para ayudar y darse a los demás.

 

¿Qué cuenta el cuento, cuál es el mensaje?

El mensaje es que todo el mundo tiene un poder oculto, un súper poder. El objetivo es que aprendan a descubrirlo, en primer lugar, y segundo que lo empleen para el bien, para ayudar y darse a los demás. Son cuatro capítulos con los mismos personajes que van viviendo diferentes aventuras. El inicio es la presentación de ellos y luego se van desarrollando los poderes que tiene cada uno y cómo los emplean con la finalidad de ayudar.

 

Con el guión acabado, ahora había que ilustrarlo. Desde el Banco de Alimentos ya conocían el trabajo del estudio The pilot dog, formado por Juan José Domínguez, más conocido como Jota, e Iván Cano.

 

 

Juan José Domínguez (Jota) y Arancha Morales enseñando los cuentos

 

 

Jota, ¿vuestro estudio tiende a realizar trabajos de este tipo?

Si, la empresa se enfoca mucho a proyectos de divulgación y educación. Podríamos decir que es nuestra

especialidad. Hacemos un montón de cosas pero estamos muy focalizados en ese tipo de temas y por cosas

que sean positivas a la sociedad.

 

¿Cómo surge la colaboración para ilustrar el cuento de Arancha?

Con nosotros contacta Ismael del Banco de Alimentos, nos cuenta que anda buscando ilustradores, nos contó más o menos el proyecto y empezamos a hablar, no sabíamos seguro qué es lo que iba a necesitar ni cuál era el objetivo. A partir de ahí ya le fuimos dando forma. Él había estado viendo trabajos nuestros como uno para ERA Cultura, donde hicimos un proyecto muy interesante sobre la migración de las aves en el estrecho, contado en forma de cuento para niños, en árabe y en español. Ismael traía una idea, un concepto, lo trabajamos, aportamos, opinamos y se materializó en el cuento.

 

Charlamos bastante y a partir de ahí empezamos a desarrollar, - explica Arancha y continúa-. Yo traía una especie de guión de lo que había pensado como primer planteamiento. Pero eso evolucionó hasta entender mejor a los protagonistas e introducir ideas como el hambre que existe para relacionarlo con el Banco de Alimentos... esa fue la idea original. Pero vimos que faltaban cosas y seguimos trabajando hasta conseguir el resultado final. Jota e Iván comentaron mejoras para el texto, como si ha ido demasiado rápido y no se entiende bien la idea y otros detalles. A partir de ahí empiezan a trabajar los primeros bocetos.

 

Miguel y Sonia, personajes principales del cuento Los héroes de Lyandel / Ilustración The pilot dog

 

 

 

Imagino, Arancha, que tenías una idea de tus personajes, ¿cómo se hace para que los ilustradores los plasmen?

El primer boceto de Sonia con los animales me encantó. Yo tengo una vena muy animalista, y no me esperaba para nada que se fueran a plasmar tal cual los animales en la ilustración, entonces me gustó esa idea. A los personajes principales, Sonia y Miguel, ya los había visto antes en bocetos. Me gustó mucho la idea de que Sonia fuera tan pequeña, así pelirroja con pelo rizado, recogido, no era una niña tan estereotipada. Y Miguel también me gustó mucho, estaba muy contenta con las ilustraciones.

 

Jota, ¿hubo algún momento complicado a la hora de buscar soluciones a las ilustraciones?

No hubo alguno, hubo muchos, -sonríe con ganas-. Cuando se empieza una historia desde cero y especialmente cuando el autor tiene una idea en la mente, muchas veces plasmar en ilustración ciertas cosas es complicado. Porque claro, a lo mejor hay secuencias que no puedes montar en un cuento de niños, porque no hay espacio físico. O se relatan cosas que se dan por sentadas y se tienen que transmitir en un dibujo. Tienes que estar muy coordinado con quien está escribiendo y pararle los pies de vez en cuando y decirle, no flipes.

 

“Suelo utilizar un trazo muy irregular, los colores no tienen que ir exactamente por su línea”

 

¿Cómo os habéis planteado el estilo de las ilustraciones?

El trabajo lo hacemos en ilustración digital, lo que pasa es que se utilizan programas que te dan texturas que va mucho con mi estilo, suelo utilizar un trazo muy irregular a la hora de dibujar, los colores no tienen que ir exactamente por su línea. Y aunque es completamente digital, se hacen bocetos en papel previos para sacar el personaje y luego se digitalizan.

 

¿Por qué el título: Los héroes de Lyandel, Arancha?

No había título en las primeras historias, y en la tercera, Ismael me dice que nos falta un título. Y empezamos a darle vueltas. Yo había visto El señor de los anillos y aparte, como mi madre nació en Luanda, Angola, terminé hilando un nombre con un toque mágico y salió Lyandel. A alguien le sonó como el nombre del cantante de reguetón Yandel, y me he quedado un poco nerviosa -sonríe- pero no, no, por ahí no va.

 

“Sonia y Miguel son dos niños curiosos que buscan también encontrarse un poquillo

a sí mismos”

 

Arancha, háblanos de cómo son los personajes del cuento.

Son Sonia y Miguel, dos niños curiosos que buscan también encontrarse un poquillo a sí mismos. Sonia es

extrovertida, es dinámica, es una niña que aporta lo que quizás no tiene Miguel, que es un niño introvertido, le cuesta un poco más socializar, es la contraposición de esas dos personalidades. Y aparte, el empleo de los súper poderes; a Sonia se le otorga uno más físico, más de fuerza, quizá menos característico para una mujer. Y Miguel tiene más un súper poder mental, de leer mentes, de premoniciones aunque es muy grande y supuestamente no

le pega algo así.

 

Miguel es introvertido y con el poder de leer mentes y las premoniciones.

Sonia es todo lo contrario, extrovertida, inquieta y con el poder de la fuerza.

Ilustración The pilot dog

 

 

Y tú Jota, ¿te has encariñado con algún personaje en especial?

Mmm, no. El personaje de Sonia es más divertido y el personaje de Miguel es muy entrañable. Como pareja de personajes son bastante interesantes con contrastes muy fuertes que están muy bien contrapuestos. Me gustan mucho los pájaros que salen en el cuento.

 

¿Qué os aporto Lyandel?

Es un trabajo diferente, este proyecto sabemos para quién iba y el proceso creativo es distinto. Normalmente

nosotros no nos metemos en la parte de la creación del cuento ni en otros temas que sí hemos trabajado en este caso. Queríamos que el resultado final fuera lo más óptimo posible y te implicas más en el proyecto. En este trabajo, el objetivo final del cliente no es ganar dinero y nosotros también hicimos un planteamiento diferente de cobro. En definitiva te implicas más, trabajas más y cubres ciertas carencias que en otros proyectos con más dinero se suplen subcontratando a más profesionales.

También es más emotivo. Ha estado muy bien, nos ha dado buen rollo trabajar con gente que quiere hacer cosas por mejorar un poquito lo que nos rodea.

 

Jota y Arancha enseñando la colección completa del cuento "Los héroes de Lyandel"

 

 

 

¿Habéis hecho un presupuesto especial para este proyecto?

Si, evidentemente, y también hemos puesto otros plazos de cobro para facilitar las cosas. Nosotros al fin y al cabo, somos una empresa y nuestro trabajo tenemos que cobrarlo. Después se facilita todo lo posible para que el proyecto consiga el dinero y todo el mundo gane. Yo soy muy de pensar que en proyectos solidarios también se puede hacer de una manera que la gente cobre, que todos ganemos.

 

De hecho siempre fue una ayuda colectiva en el sentido que, por ejemplo, si yo me quedaba trabada en algún punto, tanto Ismael como Iván me decían pues vete por aquí - apunta Arancha-. Yo era muy dramática y me decían, mira Arancha por aquí no te vayas que es un cuento infantil. Entonces siempre ha habido colaboración, y por eso la historia también es muy de Jota e Iván, aparte de plasmar la historia ilustrada, han influido bastante en el texto y la creación literaria, ha sido muy importante la colaboración de ellos.

 

Para Arancha ha sido la primera vez, pero Jota lleva más de diez años como ilustrador y dibujando lleva toda la vida. Les pregunto, desde la perspectiva de cada uno, si se han cumplido los objetivos con el cuento.

 

No sé, -comienza Arancha- es que tengo una visión como parte de la creación y otra parte es si realmente ha cumplido el objetivo de ventas. Entonces por un lado tengo la sensación de que no se ha llegado tanto como se esperaba, pero por otro lado tengo la satisfacción de saber que se ha hecho todo lo posible y me ha hecho mucha ilusión. 

 

 

 

El problema -explica Jota- también es cuándo se saca y cómo se saca el cuento. Estaba previsto para sacarlo en agosto de 2017, entonces hubo una serie de problemas totalmente ajenos a nosotros, que fueron retrasando la salida hasta noviembre, era una época muy rara y las ventas no fueron todo lo bien que deberían haber ido, pero se está subsanando ese tema. Por otra parte, el resto de Bancos de Alimentos de España, se han interesado por el cuento, así es que como idea ha funcionado y se está moviendo por redes.

 

Los ejemplares del cuento se pueden adquirir contactando con el Banco de Alimentos de Cádiz

 

Tras el lanzamiento inicial hace cinco meses, el cuento Lyandel sigue estando a disposición de quienes quieran comprarlo y a un precio muy ajustado para una edición de calidad, una historia llena de valores fundamentales

y una colaboración solidaria con el Banco de Alimentos que cumple una labor social necesaria e importante.

Los ejemplares se pueden adquirir contactando con el Banco de Alimentos de Cádiz.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Otros temas de éste número

El prestigio por los pelos

November 13, 2019

La juventud despierta a Chile

November 13, 2019

1/15
Please reload

Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2019 / Cádiz España