• Maskao Magacín

Un tesoro de imágenes

Más de treinta años al frente del Colectivo fotográfico UFCA de Algeciras. Casi desde que vendió el amplificador y la guitarra para echarse en los brazos de la imagen. En todo este tiempo, mucho trabajo y mucha dedicación para mantener este tesoro y toda su actividad.

Por Jaime Becerra


Alberto Galán, presidente del colectivo fotográfico UFCA



Pero Alberto Galán, presidente del Colectivo UFCA, docente y fotógrafo, no abandonó la música, sigue estando muy presente en su vida. No como antes, cuando tocaba la guitarra con un grupo en fiestas y hoteles hasta que se lanzó con locura a por la imagen.

Alegre y lleno de energía, amable y de buena conversación, en esta entrevista con Alberto Galán visitamos la historia y el presente de UFCA.


¿Desde cuándo anda usted liado con la fotografía?

Llegué a la fotografía en 1980 cuando me matriculé en la Escuela de Artes de Algeciras. Siempre me había sentido atraído por ella. Días antes había vendido un amplificador y una guitarra y vi un cartel que anunciaba cursos de fotografía. Pensé que era el momento de cambiar de afición. Allí estuve un par de años hasta que alguien me habló de una asociación fotográfica llamada UFCA y, hasta hoy.


¿De la música a la fotografía?

Algo hay en mí que busca formas de expresarme. De pequeño la música me cautivaba y además, soy persona de retos. Estuve muchos años tocando en un grupo en fiestas, hoteles. Y hasta hoy, la música sigue en mi vida.


Es usted de Algeciras, cruce de caminos, de rutas, de mares, de continentes... ¿Qué le ha aportado este trasiego multicultural?

Ciertamente este es un enclave geográfico muy singular, ese donde doblan los mapas. El Campo de Gibraltar es un lugar de diversidad en todos los sentidos y eso se impregna en la cultura. Somos muy abiertos e inquietos y la mayoría de nuestro proyectos siempre han reivindicado el concepto "territorio y sociedad".

"Estrecho 35:14" o "Tránsitos", son dos buenos ejemplos.


Un grupo durante una charla impartida por Alberto Galán en la Escuela de la UFCA

Foto UFCA



Es el Presidente del colectivo UFCA. ¿Qué es UFCA?

Llegue en 1982 y encontré el prototipo de asociación fotográfica de la época, donde se reunían los aficionados en torno a una cámara fotográfica y cuyas actividades se centraban en los concursos y en excursiones. La escasez de medios económicos era tremenda.


Me incorporé rápidamente a la directiva como secretario y propuse organizar cursos de fotografía para todos los públicos, pero especialmente dirigidos a gente joven. De esa semilla surgió, años después, la Escuela de Fotografía, sin ella hoy no existiríamos. Conseguimos los primeros apoyos oficiales de Diputación y del Ayuntamiento que en 1985 nos cedió unos locales donde ahora se encuentra la Galería, un espacio que tuvimos que construir desde cero con un préstamo bancario personal avalado por los directivos. En 1986 con una gran deuda económica a nuestras espaldas y la dimisión de su primer Presidente, asumí el cargo en tándem con mi amigo José Mª Bejarano, que sigue como Vicepresidente y tesorero.


"Nos sentimos orgullosos de haber acuñado un sello propio con la biblioteca, la escuela, la colección y la galería"

Para definir UFCA me gusta mucho lo que dijo de nosotros el historiador y académico de Bellas Artes Bernardo Palomo: "Lo que comenzó siendo una asociación fotográfica, a día de hoy es un grupo cultural con identidad propia capaz de acercar la fotografía al arte contemporáneo y comprenderla como medio de expresión y espacio de experimentación".

En la actualidad nos sentimos muy orgullosos de haber acuñado un sello propio con nuestros grandes pilares: La Biblioteca, la Escuela, la Colección de Fotografía y por supuesto la Galería, único espacio de Andalucía especializado en fotografía contemporánea con una programación estable.


¿Se reconoce el trabajo de UFCA?

Insitucionalmente, no. Pero dentro del mundo de la fotografía como medio de expresión, ese reconocimiento es absoluto y eso nos llena de orgullo.


Ha sido presidente de la Federación Andaluza de Fotografía, impulsor de la primera foto-galería y Escuela de fotografía de la provincia de Cádiz, ha organizado ediciones del Certamen Andaluz de Fotografía Contemporánea, ha puesto en marcha festivales, ha dirigido proyectos editoriales y la revista Cámara Oscura, imparte talleres, da cursos... Usted no para.

Para que un proyecto cultural sobreviva se requiere de un elevado compromiso de trabajo y rodearte de un equipo humano responsable y competitivo.

Yo le dedico todo el tiempo que mis obligaciones familiares me lo permiten y tengo la suerte de haber compartido este mundo también con una cómplice indispensable: mi mujer, que en distintos momentos también ocupó cargos en UFCA y en la antigua FAF.


Ciertamente soy un ser inquieto con la enorme suerte de poder dedicar mi vida a lo que me apasiona, la cultura, la fotografía y sobre todo la docencia.


"La fotografía en mi vida ha sido más una lucha por divulgarla, proponiendo una cultura de la mirada"

¿Se siente más un estudioso de la imagen que fotógrafo?

Ciertamente la fotografía en mi vida ha sido más una lucha por divulgarla, proponiendo una cultura de la mirada, por encima de un camino hacia mi obra personal. Esto último ni lo he buscado ni está en mis planes.


A mí lo que me produce verdadera pasión es contagiar lo que yo siento por ella a mis alumnos. Una cámara es solo una herramienta pero la fotografía es mucho más, es una forma de expresión, con múltiples caminos donde canalizar nuestras emociones.


Bunker lamp (2020) Obra fotográfica de Alberto Galán



Dijo usted: "La ignorancia da al traste con proyectos emblemáticos". ¿A qué se refería?

Posiblemente me refería a la nula y torpe colaboración de las administraciones públicas en proyectos culturales. Hemos visto y padecido como la política empobrece el tejido cultural, gastando más en elaborar estudios, jornadas e informes que en apoyar a los agentes culturales, verdaderos artífices de la cultura. Sigue sin haber valentía en políticas de cultura. Todo es más de lo mismo, sin proyectos desde los cómodos despachos.


Para muestra dos botones: El festival Mira Algeciras que durante dos temporadas, 2004 y 2005, generó la mayor actividad fotográfica de Andalucía, y en donde se dieron cita lo mejor de la fotografía nacional, pero no se le quiso dar continuidad por diferencias con el color político de los anteriores gestores culturales; o el proyecto de Espacio de Fotografía Contemporánea de Algeciras, que proyectamos durante todo un año sobre el edificio del antiguo museo de la ciudad, pese a tener todos los informes favorables, sigue criando malvas después de cinco años.


¿Qué le produce la imagen, para haberle dedicado parte de su vida?

Me apasiona el poder de la fotografía para administrar la memoria, me sobrecoge la carga emocional que los grandes maestros proyectan en sus obras, me siento realizado impar- tiendo clases o dando conferencias, me hace feliz ayudar a quienes se sienten atraídos por la fotografía desde mi experiencia.


"Hoy fotografiar es pulsar un botón pero se olvida que el fotógrafo requiere de criterios y cultura fotográfica. De eso todavía hay mucho en lo que trabajar"

En tiempos de fotos digitales, de inmediatez antes que calidad, ¿se ha perdido poesía o literatura gráfica?

La imagen digital y los dispositivos tecnológicos han aportado frescura y ayudado a democratizar la fotografía.

Ahora la fotografía es de todos pero queda mucho por hacer, sobre todo en el terreno de la docencia. Hay que impulsar una enseñanza mas centrada en el discurso visual y en la lectura de imágenes que en el manejo de la tecnología. Hoy fotografiar es pulsar un botón pero se olvida que el fotógrafo requiere de criterios y cultura fotográfica. De eso todavía hay mucho en lo que trabajar. Con las nuevas tecnologías hemos ganado todos. Hoy no existe freno a las ideas y los autores han dejado de tener obstáculos en la creación. A la poética se llega también con un smart phone.



La Galería de UFCA está en constante ebullición. Exposiciones, presentaciones, fotos

y fotógrafos /Foto UFCA



Volvamos a UFCA, ¿ha funcionado durante el confinamiento?

Si de algo podemos presumir es de saber reinventarnos.

Cuando surgió el Estado de Alarma por el Covid-19, estábamos en pleno curso y dimos el salto inmediato a las clases por videoconferencia, sin perder ni una sola jornada lectiva, y donde hemos encontrado nuevas fórmulas que seguirán en marcha. Iniciamos también una serie de tutoriales sobre fotografía estenopeica así como enseñar a los niños a construir cámaras oscuras con materiales sencillos que tuvieran por casa.


La cultura no debía parar durante el confinamiento. Había que activarla con los medios que tuviéramos a nuestro alcance.


Photobunker es un proyecto que habéis puesto en marcha el pasado 15 de marzo, ¿en qué consiste?

Buscando alternativas al cese de las actividades presenciales, se nos ocurrió proponer para este nuevo tiempo una actividad en la que la fotografía sería la protagonista del encierro.

Estábamos ante un episodio sociológico que iba a condicionar nuestra ruti- na diaria donde nada sería igual, y lo que proponíamos era documentar nuestra experiencia personal a través de la fotografía, aportando una imagen cada día a la red social de Instagram con el hashtag #elphotobunker.


"Se recibieron más de 3.700 imágenes para el proyecto El Photobunker book"

¿Ha tenido buena acogida, en qué punto está ahora?

La acogida fue inmediata y sorprendente, no solo por la cantidad de imágenes sino por la calidad expresiva de muchos trabajos. En estos días hemos contabilizado 3.700 imágenes subidas, pero lo más importante es que vamos a hacer un gran esfuerzo en sacar adelante una publicación impresa, El Photobunker book, un libro con 68 páginas que dará acogida a una selección con 72 piezas de 40 autores y textos del escritor Federico Fuertes.


¿Cómo se seleccionan 72 fotos finales de 3.700 recibidas?

Ha sido una bendita locura, que no se nos ha ido de las manos porque ya a mediados de abril comenzamos a hacer el trabajo de selección. Teníamos un mapa visual del libro, con un diseño muy especial, que nos facilitó el organizarnos.



Arriba La colección de UFCA en Zaragoza Abajo Simulación de el libro El Photobunker



¿Qué le ha llamado la atención?

La capacidad de la fotografía para dar respuesta a nuestros sentimientos, y sobre todo, cómo la propuesta ha logrado ser un revulsivo para demostrarnos que las imágenes están más cerca de nosotros de lo que pensábamos, la luz que entra por la misma ventana pero ahora parece mágica, o como lo cotidiano se convierte en extraordinario.


¿Y qué sensación le dejan esas imágenes?

Que hemos acertado y se ha conseguido un testimonio que ha servido, también, de terapia a mucha gente que ha vivido sola el confinamiento. Ha sido una bitácora de emociones.


La Colección UFCA estuvo presente en la Diputación provincial, el día

de la provincia en 2013 /Foto UFCA



¿El Photobunker book se pondrá a la venta?

En estos momentos el libro está en fase de diseño y pre-impresión.

Nuestros deseo es tenerlo impreso para mediados de junio, coincidiendo con los últimos tramos de la desescalada y lo presentaremos en el contexto del que surgió: En un directo por Instagram. Más adelante y cuando las normas lo permitan, será presentado en acto público como parte de las actividades de Muaré 2020, evento que regresará a nuestros programas para celebrar el 25 aniversario de la Biblioteca UFCA. Los ejemplares impresos se enviarán a sus autores y también los pondremos a la venta a través de la web. Los posibles beneficios que se obtengan serán destinados a colectivos afectados por el Covid-19.


¿Cómo se financia el Colectivo?

UFCA se autofinancia. Sus ingresos proceden exclusivamente de las cuotas que aportan sus socios y también con los rendimientos de la Escuela de Fotografía. Lejos de lo que puede pensar mucha gente, generamos cultura para todos, de forma independiente y sin ayudas oficiales.



Arriba Casa América (2019)

Abajo Nautylus ( 2020) Ambas Obras fotográficas de Alberto Galán



¿Dónde están las instalaciones y que horarios tienen?

El Colectivo UFCA tiene su sede principal en los bajos del número 26 de la Avenida Fuerzas Armadas, en pleno centro de la ciudad de Algeciras. Ahí se ubica la Galería y la Biblioteca. La Escuela de Fotografía está en Maestro Millán Picazo, 38, y desde 2018 disponemos de un nuevo espacio en el edificio del Centro Documental, "José Luis Cano", facilitado por convenio por el Ayuntamiento de la ciudad, donde se administra, almacena y se organizan visitas guiadas a la Colección de Fotografía de UFCA, que cuenta en la actualidad con cerca de 900 piezas de fotografía contemporánea española y que pudo contemplarse en el Palacio Provincial de Cádiz, con motivo del Día de la provincia el año 2013.


Ad hoc (2014). Obra fotográfica de Alberto Galán




¿Cómo contactar con UFCA?

Nuestra sede, Galería y Biblioteca abren de lunes a viernes de seis a ocho de la tarde desde el 15 de septiembre al 20 de junio. En estos momentos y siguiendo la normas de la fase 2, a partir del día 1 de junio abrimos la biblioteca por las tardes. A través de nuestra web y redes sociales es posible estar informados de nuestras actividades o también contactar por correo a: info@ufca.es.


Después de muchas batallas, Alberto tiene mil y una historias que contar. Pero la que le apasiona, es la imagen, su historia, sus sensaciones, comprender para saber contar. Es el guardián de un tesoro de imágenes o
















0 vistas
Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2020 / Cádiz España