• Maskao Cádiz

Ciudad carnaval

El carnaval de Cádiz acaba de bajar el telón por este año y ya muchos están pensando en el que viene. Porque el carnaval es casi una religión en esta ciudad y vivirlo, una cita obligada para gaditanas, gaditanos y un número creciente de visitantes. Por Maskao Cádiz


Los últimos retoques de los disfrazados antes de sumergirse en el carnaval / Jaime Becerra


Cada vez viene más gente de fuera de España y otros países, porque sin caer en chauvinismos, el carnaval de Cádiz es único. No hay otro igual.

Difiere bastante de otros grandes carnavales como el de Brasil, el de Venecia, el de Águilas o el de Santa Cruz de Tenerife. El de Cádiz destaca por su ingenio en los tipos (disfraces) y en las letras de afilada crítica política y social, cantadas por comparsas, coros, chirigotas, cuartetos o romanceros que se despliegan por todos los rincones, ya sea a pie de calle, en tablaos, bateas o escenarios en las principales plazas de la ciudad.


Llevamos tres años, desde que nació Maskao, intentando acercar a los lectores de fuera de Cádiz, qué es el carnaval, pero sentimos que apenas nos acercamos, porque para saber y conocer el carnaval de Cádiz, hay que venir y vivirlo. Contar olores, atmósferas, la guasa o el gran ambiente, se hace imposible a través de un texto y fotos. Sin embargo, lo seguimos intentando.


Finalizado el concurso oficial en el Gran Teatro Falla, que es como la “Champions League”del Carnaval, donde distintas agrupaciones compiten por conseguir un premio en las diferentes modalidades de coros, chirigotas, comparsas y cuartetos, el carnaval salta a la calle y toda la ciudad se sumerge bajo un manto de alegría, bromas, color, música, disfraces y gastronomía. Es el momento de las agrupaciones callejeras, las que no han participado en el concurso oficial pero su puesta en escena es de gran categoría. Muchos dicen que este es el carnaval auténtico, pero esta disputa, se la dejamos a los expertos.


Han visitado la ciudad unas 400.000 personas, generando unos ingresos cercanos a los 10 millones de euros.

Del 22 de febrero al 1 de marzo de este año, la ciudad de Cádiz vivió unos carnavales magníficos, acompañados de sol y buena temperatura. Pero ojo, que aún queda el carnaval de los "jartibles" (pesados, cansinos) o carnaval chiquito el día 8 de marzo, para aquellos que "no han tenido suficiente" con más de una semana de carnaval a tope.


El carnaval es también uno de los motores de la economía de Cádiz y su provincia. Desde el sector de hostelería, se calcula que durante los dos fines de semana de carnaval, han visitado la ciudad unas 400.000 personas, generando ingresos cercanos a los 10 millones de euros, muy repartidos en los establecimientos de la ciudad.


Según datos de la patronal hostelera, el primer fin de semana de carnaval, del 21 al 22 de febrero, la ocupación fue del 88,40% de media en la Bahía y su entorno, con un 90,83% de ocupación en la capital gaditana, un 91,29% en San Fernando, 83,68% en El Puerto de Santa María y 87,80% en Jerez.


El segundo fin de semana, 28 y 29 de febrero, coincidiendo con el Día de Andalucía, los visitantes ocuparon el 93,19% de las plazas hoteleras disponibles en la provincia de Cádiz. La capital llegó al 88,79%, Chiclana al 98,46%, El Puerto al 97,46%, Jerez al 97% y San Fernando al 84%,27%. Cabe señalar, que en esas mismas fechas y hasta el pasado sábado 7 de marzo, se celebró el 24 Festival Flamenco de Jerez, un evento de gran relevancia internacional.


Cualquier esquina, calle o rincón se convierte en un escenario. En la foto, la chirigota: “Entre

puertos y montañas, me cargo un par de cañas”, de Los Palacios / Jaime Becerra


Este impulso económico es de agradecer en una zona aquejada por la falta de empleo, algo que no quita la sonrisa y el buen humor a los gaditanos, que entre otras tantas virtudes, saben "buscarse las papas" como nadie.


También los comerciantes han quedado muy satisfechos, los visitantes que han acudido en masa a la cita carnavalera, han hecho sonar la caja registradora. Según han comentado algunos dueños de establecimientos comerciales, están contentos por cómo ha salido todo. "Ha venido muchísima gente a disfrutar de las coplas, no ha habido robos ni actos de vandalismo, la limpieza ha sido rápida y eficaz, y el ambiente, espectacular".

También han valorado el esfuerzo que se ha hecho desde el Ayuntamiento, para que la ciudad luzca limpia todos los días desde muy temprano, y la colocación de más urinarios portátiles que en años anteriores.


Junto al Mercado de Abastos, conocido como La Plaza, circulan las bateas (carros de remolque) con los coros que han participado en el concurso oficial y ahora ofrecen su arte a todo el público. Las agrupaciones que han estado compitiendo en el Gran Teatro Falla, son también protagonistas en la calle. La gente les pide hacerse selfies con ellas y ellos en los momentos de descanso.


Nadie quiere quedar fuera de la fiesta, aunque sea con los coloretes ‘pintaos’, ya están preparados para participar.

Y mucha gente de un lado para otro, la mayoría enfundados en su disfraces y nadie quiere quedar fuera de la fiesta, aunque sea con los coloretes "pintaos" o una peluca de colores brillantes, ya están preparados para estar inmersos en el carnaval. Música y risas son la banda sonora de esta comedia multitudinaria, llena de personajes dispuestos a interpretar su papel de la forma más fiel posible al disfraz que visten.


Una máscara, un poco de pintura, un “trapito” y ya tenemos disfraz / Jaime Becerra


“Yo las hago mejor que tú”, le decía a nuestro fotógrafo un audaz reportero pertrechado con un “peazo” de cámara fotográfica. Era un disfraz muy conseguido y la chanza dio pié a risas y comentarios llenos de guasa por parte de la gente que, apretada junto a las bateas, estaba pendiente de todo lo que sucedía alrededor.


Audaz fotógrafo con su "peazo" de cámara / Jaime Becerra


Los bares sacan sus barras a la calle para que la gente haga un alto en el camino, beber, comer algo y seguir. La fiesta está en la calle y abrigada por un sol invernal que como suele suceder, no faltó a su cita.


Barras en la calle Alcalá Galiano, junto al Mercado de Abastos de Cádiz / Jaime Becerra


En la Plaza del Palillero tenemos una especie de Déjà vu, nos encontramos con un grupo idéntico a la comparsa "Los Beatles de Cádiz", la que hizo famosa Enrique Villegas en 1965 y con la que consiguió el 2º premio del concurso oficial. Villegas es reconocido como uno de los padres del Carnaval de Cádiz, falleció en 2015, a la edad de 92 años.

Nos acercamos a curiosear y encontramos la explicación, el director de esta Agrupación, llamada "Antología de Villegas, recuerdos", es uno de los hijos del conocido autor. Mientras ultiman detalles antes de empezar la actuación, pedimos a su director, Salvador Villegas, que nos atienda un momento.


¿Qué recuerdos, no Salvador?

Sí, somos una antología de Villegas, de coplas antiguas, de los años 60, 70, 80, 90 y del 2000, todas las coplas antiguas de mi padre y de los hijos. Vamos de Los Beatles de Cádiz, una de las primeras comparsas que sacó mi padre, Enrique Villegas.


Salvador Villegas, hijo del afamado autor carnavalero, Enrique Villegas / Jaime Becerra


¿Qué recorre la antología?

Desde el año 62 hasta el 2001, todo lo que hemos ido sacando padre e hijos. Y esta agrupación se llama: Antología de Villegas, recuerdos.


¿Cuántos sois?

Somos quince.


¿Cuánto tiempo lleváis preparando esta antología?

Llevamos tres años y medio preparándonos.


Queremos recordar a mi padre, Enrique Villegas, que fue un grande del carnaval.

Pero salís todos los años

Salimos todos los años, pero llevamos tres años y medio preparando la antología, queremos hacer un espectáculo para recordar a Enrique Villegas, que fue uno de los grandes del carnaval. Sacó a los Beatles de Cádiz, que estuvieron ocho o nueve años dando la vuelta por España y por el mundo.


Salieron en cuatro películas con Rocío Durcal, con Paco Martínez Soria y estuvo por Sudamérica y Centroamérica con la comparsa, fue de los primeros que sacaron el carnaval fuera de Cádiz y fuera de España.


Agrupación “Antología de Villegas, recuerdos”, con el tipo de Los Beatles de Cádiz.

Jaime Becerra


Salvador, ¿qué es el carnaval?

El carnaval es un sentimiento, que viene de la impotencia de no poder cambiar el mundo, de no poder cambiar las cosas, pues la única manera que se nos ocurrió, en tiempos de Franco, antes, después, fue quejarse, crear situaciones para que la gente viera y vea, en aquellos tiempos y ahora, que se pueden hacer más cosas. Sobre todo era meterse con la política para intentar cambiar la forma de hacer las cosas. Como había mucha censura con Franco, el ingenio de Cádiz y el doble sentido, jugaba un papel muy importante. La gente cantaba y con el doble sentido, no se enteraban los políticos, pero sí se enteraba la gente de la calle. Y se iban lanzando mensajes, para concienciar a la ciudadanía, a la gente, de que las cosas no estaban bien y se podía hacer una crítica en plan coña, en plan cachondeo, pero siempre ha sido una crítica muy seria.




Todo sucede en la calle por la que transitan con sus disfraces, desde niños a gente mayor. Son jornadas largas de cantar, caminar, reír, hacer bromas y sacar lustre al ingenio.

Jaime Becerra


Decir que el carnaval de Cádiz es único, ni mejor ni peor, único, es una verdad como un templo



Ver una ciudad entera volcada con su fiesta, es algo fascinante. El humor, la risa y la música son un nexo de unión que extiende sus lazos a todo el mundo. Nadie queda fuera, de una u otra manera todos son integrados sintiéndose partícipes. Es una inmensa terapia masiva. Decir que el carnaval de Cádiz es único, ni mejor ni peor, único, es una verdad como un templo. Y ya queda menos para el del año que viene, ¿te apuntas? o








37 vistas
PORTADAweb
PORTADA36
PAG-1webmaskao
PAG-1peque
PAG-1
Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2020 / Cádiz España