• Maskao Magacín

8M Igualdad

Otro año más, el Día Internacional de la Mujer llenó las calles de muchos países del mundo de color morado. Mujeres clamando por la igualdad en distintos rincones del planeta. Una reivindicación justa y necesaria. Por Jaime Becerra


El pasado 8 de marzo, el movimiento feminista dejo claro que goza de excelente salud


Y en España han vuelto a decir, alto y claro, con manifestaciones multitudinarias, que están al frente de uno de los movimientos más importantes de nuestros tiempos. En un momento donde el vozarrón de la ultraderecha y sectores escorados al extremo, con más ruido, mentiras y odio que razonamiento, nos hacen creer que son más, hasta el punto de dar miedo.


Pero las mujeres han vuelto a pararles los pies, o mejor dicho, las bravuconadas de brazo alzado y mano abierta extendida. Han vuelto a decir que están aquí, para dejar claro que ellas serán la tumba del fascismo. Las mareas moradas han teñido calles de muchos países, en otros, no ha podido ser porque las leyes de los hombres, no las han dejado. Y en otros lugares, apenas han podido pisar la calle antes de recibir una dura represión.


Cuesta entender, que reivindicar igualdad genere dudas, divisiones, matices e incluso discursos de odio. Igualdad debería ser la norma en el amplio sentido de la palabra. Las mujeres piden igualdad con los hombres y no el papel secundario que siglos de civilización patriarcal les han otorgado. Negar esto último, es no querer ver la verdad, es ponerse de perfil frente a la historia y los datos abrumadores que así lo constatan.


Cabeza de la manifestación en la Avenida de Andalucía. / Jaime Becerra


Son un movimiento necesario y justo, imprescindible en tiempos donde se le ha abierto las puertas al fascismo, olvidando de lo que es capaz de hacer porque ya lo ha demostrado. Esa línea no deberíamos traspasarla.

Quienes agazapados intentan negar la realidad del feminismo, su discurso inclusivo, amplio e igualitario, deberían darse cuenta que su perorata añeja, regresiva y fundamentalista, solo es compartida por una minoría desconcertada y reticente al avance de las sociedades, buscando fórmulas absurdas para definir el feminismo como algo insípido que no es más que convertirlo en una definición a medida del machismo.


Domingo 8 de marzo en Cádiz, un día espléndido que acompañó la manifestación que a las doce del mediodía arrancaba desde la Plaza Asdrúbal hasta la Catedral de la ciudad.

Cánticos, consignas, bailes y música esparcieron sonrisas y esperanza para un mundo mejor.

Una manifestación multitudinaria, bebés, niños, jóvenes, personas mayores, en sillas de rueda o con bastones, acudieron para apoyar a las mujeres y sus reivindicaciones que, a su vez, son las de todos.


Comienzo de la manifestación a las doce del mediodía, con salida desde la Plaza Asdrúbal de Cádiz. Música, consignas y bailes se sucedieron a lo largo del recorrido. / Jaime Becerra


Lo de Cádiz es reconfortante, es un grito unánime por lo justo en una ciudad que ha frenado la intromisión de la ultraderecha en las instituciones, dejándola sin tener representación en el Ayuntamiento.


Juventud con opinión

En la Plaza Asdrúbal, nos acercamos a un grupo de jóvenes que portaban una pequeña pancarta para hacerles un par de preguntas, antes que iniciaran el recorrido de la manifestación.


¿Por qué habéis venido a la manifestación?


Paola es estudiante de medicina y nos explica su motivación: "Porque es un día representativo de la mujer y hay que luchar por nuestros derechos, ya que no estamos en igualdad con el hombre".

Paola


Ana Paula estudia ADE (Administración y Dirección de Empresas) y nos cuenta sus motivos: "Además de lo que dice Paola, más que nada porque alguien tendrá que dar la lucha por aquellas personas que ya no están, mujeres en este caso y apoyarlas".

Ana Paula


Juan Carlos acaba de terminar ingeniería de diseño y no quería faltar a la cita: "Básicamente por el recuerdo sobre la historia del por qué se ha creado este día, entre otras cosas, por esas mujeres que murieron en el incendio de una fábrica en Nueva York en 1911".

Juan Carlos


Ana también estudia ADE y nos da su opinión: "Porque creo que es necesario que se nos tome ya en serio, con políticas. Los políticos que están en el Congreso se creen que estamos de broma, cuando el tema es en serio. Cada día salen más casos de violaciones y asesinatos de mujeres, es un problema estructural. Entonces, hay que salir a las calles, a pedir los derechos que nos faltan".

Ana


Desde la ultraderecha y sectores conservadores, se quiere deslegitimar el movimiento feminista, ¿qué opináis sobre esto?


Paola:Yo pienso que el feminismo es uno, e intenta que la mujer esté en igualdad con el hombre, que es por lo que estamos luchando nosotras. Se creen -ultraderecha y conservadores- que queremos tener superioridad en contra de ellos, y no, lo que buscamos es igualar los derechos, pero como estamos por debajo, lo que tenemos que hacer es ascender al mismo nivel que ellos".


Ana Paula: "La gente tiene una mala idea del término feminismo y se piensa que la mujer quiere ser superior al hombre, y no, es la igualdad, tienen el concepto mal".


Juan Carlos: "Los partidos extremistas, parece que quieren volver hacia atrás. Todo lo que por poco se ha hecho y se ha ido avanzando, ahora quieren tirarlo todo y volver a la supremacía del hombre y eso no puede ser".


Creo que la base es la educación, hay que invertir muchísimo en eso, hay que darle principios de igualdad a los niños (Ana)

Ana: "Yo principalmente creo que la base es la educación, que hay que invertir muchísimo en eso, quitar asignaturas como la religión, que yo veo que cada uno lleve su religión en su vida, obviamente libre, pero hay principios básicos de igualdad que hay que darle a los niños, porque el feminismo no dice nada malo, es el tema de la igualdad, que nosotras valemos lo mismo, que podemos hacer las mismas cosas que hacen los hombres pero con el mismo salario, en igualdad".



¿Creéis que se complica el tema con los mensajes de odio de formaciones como VOX?


Paola: "La verdad, no sé si se ha complicado. Creo que se han sumado muchas personas que antes estaban en el centro político y ahora se han extremado, en el caso de la derecha; y creo que es perjudicial para ellas mismas".


Hay personas que estaban en el centro político y ahora se han extremado (Paola)

Ana Paula: "La mayoría de esas personas no saben realmente lo que están haciendo, no sé si se lo están tomando a broma, pero lo parece.

Suelen ser personas mayores, hombres que apoyan al colectivo de toreros, por ejemplo, y piensan que la izquierda quiere quitar esos temas y poner a la mujer como superior al hombre, y no es así".


Juan Carlos: "Se nota el cambio de una persona, de no comentar nada, a decir, veo un partido que apoya mis pensamientos más extremistas, entonces, eso me permite poder hablar libremente para decir burradas o incluso barbaridades".



Diversos colectivos se hicieron presente en la manifestación del 8M en la ciudad de Cádiz.

El movimiento feminista es transversal ya que la discriminación afecta a toda la sociedad.


Ana:Yo lo que sí pienso es que hay en general mucho odio desde ese partido hacia las mujeres, o lo que se salga de lo que para ellos es 'normal' y quiera reivindicarse. Tema de los inmigrantes, todo colectivo que esté oprimido, por así decirlo, ahora mismo recibe el odio de todas esas personas que ahora se sienten protegidas por un partido político, entonces claro, se crecen mucho más".


Reparto de folios con las canciones y consignas de la manifestación. / Jaime Becerra


Como el año pasado, la organización de la manifestación, que aglutina muchas agrupaciones, colectivos, etc., fue perfecta. Se repartieron folios con consignas divididas en varios bloques como: General, estudiantil, custodia, violencia machista, antirracismo y capitalismo. También un cancionero con estrofas donde, como nota curiosa, había una versión feminista del himno del Cádiz Club de Fútbol. También se incluían estrofas para bailar. Todo este despliegue escénico se puso en marcha de forma coordinada durante todo el recorrido, acompañado por guitarras, bombos, pitos y tambores.

En esta manifestación tienen cabida todas las personas que crean en la igualdad y luchen por ella. / Jaime Becerra



Algunas consignas que se cantaron

Cádiz será la tumba del fascismo (racismo, machismo) / Mujer cuidadora, también trabajadora / ¿Dónde están las trans, en el mercado laboral? / Con el maltrato, no hay trato / No estamos exagerando, nos están asesinando / Quien ama no mata, ni humilla ni maltrata / Nativa o extranjera, misma clase obrera / Violencia es no llegar a fin de mes / Patriarcado y capital, alianza criminal / Menos rosarios y más bolas chinas / Me gustan las peras, me gustan las manzanas, y en la cama me meto, con quien me da la gana.


El movimiento feminista es transversal, de puro sentido común pero lo acusan de radical, de ‘feminazis’ para infundir miedo

Consignas que molestan al fundamentalismo pétreo que las utiliza para descalificar el movimiento feminista. Son los mismos que justifican los excesos de la ideología que defienden. Hablan de "adoctrinamiento" pero olvidan que su religión ha sometido a sociedades por siglos y sigue haciéndolo. El movimiento feminista es transversal, de puro sentido común y progresista, pero lo acusan de radical, de “feminazis” con falacias para infundir miedo, una táctica conocida por todos y con resultados espantosos. La igualdad, no la comparten ni les interesa. Y el movimiento feminista, está haciendo temblar sus postulados y privilegios, por eso están furiosos.


No quiso faltar a la cita y nada puede frenar su compromiso con la igualdad


Antes de meterse en faena y arrancar con la marcha, hablamos un momento con Lola Sanisidro, maestra jubilada, activista feminista pionera y ex concejala del Ayuntamiento de Puerto Real, que ha venido a la manifestación junto a sus compañeras del Grupo de Mujeres de Izquierda Unida de Puerto Real. El volumen de los cantos y consignas va subiendo, pero encontramos un rincón para poder grabar nuestra breve conversación.


A la izquierda de la foto, con chaquetón de lana morado, Lola Sanisidro junto a algunas compañeras del Grupo de Mujeres de Izquierda Unida de Puerto Real.



Lola, ¿Por qué hay que estar aquí?

Por todas las mujeres, para conseguir la igualdad, hemos andado mucho pero todavía nos queda mucho por andar. Sobre todo, sobre todo, a muchas mujeres les queda todavía mucho más por andar. Entonces, es un movimiento de supervivencia propia, pero un movimiento de solidaridad. Así es que todos los años y todos los días del año, hay que dar pasos, pero este es nuestro día, que es el Día de las Mujeres.


Desde el año pasado, ha entrado la ultraderecha, los conservadores se han radicalizado y cuestionan todo sobre el movimiento feminista, ¿cuál es el antídoto?

Ahí es donde está la parte de autodefensa de las propias ideas y de la supervivencia de la lucha por la igualdad. Porque vienen empujando muy fuerte, con muchísimas mentiras, con un discurso de odio, con un discurso que pretende volver a relegarnos y aquí no se asusta nadie. Según ellos, las mujeres podemos decidir cuándo cortarnos las uñas, cuándo cortarnos el pelo pero no cuándo tener hijos. Lo que nos faltaba, vamos. Es que no puede ser, ese retroceso nosotras no lo podemos permitir.


Hay gente que se queda a la vera del camino viéndonos pasar, incluso, poniendo zancadillas

Y hay una consigna, un grito nuestro, que cobra mucho valor y es: “Que las mujeres, seremos la tumba del fascismo", y eso tiene que ser así.


Pero hay mujeres que niegan el feminismo, que hablan de feminismo amazónico.

Bueno, pero la mayor parte de las mujeres que sostienen esta cuestión, son de élite. Nosotras decimos: el feminismo es un camino hacia la igualdad. Hay algunas que vamos con mayor comodidad, hay otras que van más atrás y hay gente que se queda a la vera del camino viéndonos pasar, incluso, poniendo zancadillas.


La situación de las mujeres está condicionada por muchas cuestiones diversas, no es lo mismo una mujer de clase alta y cómo vive, que una mujer trabajadora. No es lo mismo una mujer de Cádiz, que una mujer de Abu Dabi. O sea, tenemos múltiples cuestiones que nos atraviesan a las mujeres.


Por otra parte, en todas las huelgas, en todos los movimientos, ha habido siempre esquiroles, para qué nos vamos a engañar.


Galería de fotos

La diversidad se hizo presente el 8M en las calles. / Jaime Becerra


La manifestación transcurrió sin ningún incidente, era una fiesta que como tal, después de la lectura del manifiesto en la Plaza de la Catedral y coincidiendo que en Cádiz se celebraba el carnaval chiquito o de los "jartibles", se realizó un Carnaval feminista con la actuación de Agrupaciones de Mujeres en la que participaron: Mirando pa Rota, Las del sesto, Juanis Joplin, Cogiita con pinzas, Somos unas máquinas y Chirigota de las Abbas.


Además del morado, la alegría se tomo las calles. / Jaime Becerra


A todas las mujeres y hombres que han puesto las calles moradas, con la firme convicción en la igualdad, enhorabuena y muchísimas gracias. o










103 vistas
Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2020 / Cádiz España