• Jaime Becerra

Cosplay Vir Black


El cosplay en España, hasta hace pocos años, se limitaba a círculos de frikis. Pero actualmente, cuenta con un inmenso número de seguidores, con salones y concentraciones en casi todas las ciudades españolas. Los fans de series, anime, manga, películas y videojuegos, se reúnen con sus disfraces para imitar a sus personajes favoritos, son los cosplayer. Por Jaime Becerra

Vir Black (Virginia) durante el Fest Japan 2019 en Puerto Real (Cádiz) / Jaime Becerra

El cosplay, contracción de costume play (interpretar disfrazado), es una afición donde los participantes, llamados cosplayers usan disfraces, accesorios y trajes que representan un personaje específico. A su vez, cosmaker hace alusión a quienes diseñan o confeccionan el traje. Las fuentes de inspiración del movimiento son cómics, cine, libros, dibujitos y videojuegos de anime y manga, principalmente.

El fenómeno cosplay surgió durante los años 70 en los Comic Market de Japón, que se siguen celebrando en Odaiba (Tokio). Allí, grupos de japoneses se vestían de sus personajes favoritos de mangas, animes, cómics y videojuegos. Con el paso de los años, la moda se fue extendiendo hasta cruzar las fronteras del país del sol naciente hasta llegar a todos los rincones del mundo.

El 30 de noviembre y 1 de diciembre pasados, en Puerto Real (Cádiz), se celebró el Fest Japan, un importante evento friki donde pudimos hablar con Virginia, conocida cosplayer de la ciudad dedicada casi en exclusiva a su afición, interrumpida solo por el cuidado de su hijo y los quehaceres familiares. Su pareja es también aficionado a este imaginativo mundo aunque él no hace cosplay. Virginia se ha puesto como nombre artístico y con el que se adentra en este fascinante universo, Vir Black.

¿Qué significa Vir Black?

Vir es la forma corta de mi nombre, Virginia, una opción corta y fácil. Muchos se ponen nombres japoneses como nombre artístico, por así decirlo, de algún personaje Anime, pero con la edad que tengo, 27 años, no me veo yo poniéndome un nombre de algún Anime. Y dije, bueno, Black es un color que me gusta. Vir Black, suena bien y así se queda.

"La primera vez que hice un cosplay como tal, fue con nueve años en un carnaval

de Puerto Real"

¿Qué es un cosplay?

Cosplay es la unión de las palabras: costume y play, disfraz y jugar. Consiste en que te disfrazas de un personaje, ya sea de Anime, serie, película, manga, de cualquier cosa. Un cosplay no tiene que ser obligatoriamente de un Anime o una serie, ahora se hace cosplay prácticamente de todo. Y se trata de ser lo más fiel posible al personaje del que vas, caracterizándote con maquillaje, peluca, el traje, zapatos, todos los accesorios, cuanto más parecido y más fiel, mejor va a ser el resultado. Y meterte en el personaje, en actuaciones o simplemente desfilar con el cosplay.

Hay gente que participa en concursos, pasarela o simplemente porque les gusta disfrazarse. Cuando hay un evento, se ponen su cosplay y disfrutan paséandose por los eventos, haciéndose fotos con las personas o montando grupos. Ahora se lleva mucho hacer grupales de un mismo Anime, de una misma serie para intentar hacer todos los personajes posibles.

Y es un movimiento japonés

Es una cultura que nació allí en Japón y los cosplayer, en Akihabara (zona de Tokio especializada en manga, anime y videojuegos, donde está el Tokyo Anime Center), se juntan tanto Lolitas, Visual y demás. Pero lo que se suele hacer es ir a eventos, salones...

Vir Black con el cosplay de Nezuko Kamado en el pasado Fest Japan de Puerto Real (Cádiz) / Jaime Becerra

¿Y qué es cosmaker?

Es quien crea sus propios cosplay y los cose a mano. También existe cosmodel, que solo modela un traje y le pagan por ello.

Tu empiezas con 11 años, ¿cómo fue ese comienzo?

Realmente la primera vez que hice un cosplay como tal, fue con nueve años en un carnaval de Puerto Real. Mi abuela era costurera y me hacía los disfraces, siempre iba de princesas Disney. Con ocho años empecé a ver Anime, los veía desde pequeña, pero con nueve años era más consciente de lo que era, en qué se diferenciaba de un dibujo infantil normal. Empecé viendo Sailor Moon, Sakura, los que empezamos viendo todos.

Yo veía "Sakura cazadora de cartas" y me quedaba toda la tarde embobada viéndola. Y llegando Carnaval, mi abuela me dice: ¿Qué disfraz de princesa Disney quieres este año? Le dije: de Sakura cazadora de cartas. Mi abuela me dijo ¿eso cómo es, cómo lo hago? Le busque un montón de imágenes, y al final consiguió hacer el traje.

Y cuando iba con él, me decían: "Que bonito el disfraz" y yo respondía, con nueve años: "no es un disfraz, es un cosplay", imagínate tú. Y ahí empecé a meterme, que si internet y demás. En mi casa no teníamos internet pero me iba a los Ciber, a casa de amigas y seguía investigando sobre manga, anime, cosplay y meterme cada vez más en ese mundillo. A partir de los once años comencé a hacer cosplay para ir a eventos, el primero fue el salón de Jerez y desde entonces, no he parado. A partir del 2015 me hago mis propios cosplay artesanalmente.

"El intentar parecerme lo máximo posible a los personajes, me da mucho juego, me divierte y es una forma entretenida"

¿Cómo fue el cambio de princesitas Disney al anime, qué pasó?

A mí siempre me ha gustado disfrazarme, desde pequeña yo tenía mi armario de disfraces. Me quedaba jugando por mi casa y me disfrazaba; carnaval, disfraz, cualquier excusa era buena para disfrazarme.

Como te contaba, empecé a meterme en el cosplay, al principio, uno apaña con lo que tiene, antes no era como ahora; una peluca, AliExpress, otra cosa, por otro lado, las lentillas, te cortabas tu pelo como podías y te lo teñías.

El intentar parecerme lo máximo posible a los personajes, me da mucho juego, me divierte y es una forma entretenida.

¿Pero qué te hizo cambiar de princesitas al anime en los disfraces?

Yo no era de ver muchos dibujitos convencionales, no me llamaban la atención, me parecían aburridos, sosos. Ya cuando empezaron a meter más anime en la tele, veía los colores, la animación, el dibujo, la música, la acción que había, no era nada parecido a lo que había en dibujos infantiles. Y a mí, eso me llamó la atención, era: ¡esto es lo que me gusta!

La complejidad del cosplay, es conseguir el máximo parecido con el personaje al que se está imitando / Jaime Becerra

Pero lo dejas un tiempo, hasta 2015, ¿qué sucedió?

A los 17 años lo dejé un poco, por los estudios y estaba pasando una mala racha en el instituto. No iba a tantos salones como solía ir al año, a Jerez y Cádiz. Tuve una época que vestía de Goti Lolita y pase de los cosplay.

Después en 2013 fui mamá y ya el 2015 dije, voy a retomar el cosplay y empecé a hacerle cosplay a mi hijo, íbamos juntos a los salones y a todos lados. Ahora, con seis años, me va pidiendo cosplay por navidad y cumpleaños.

Y haces tu cosplay soñado de Me!Me!Me!

Es de un vídeo musical, realmente no es un Anime y dura unos ocho minutos. Pero los colores, la música, todo... me encantó. Y digo, necesito hacer cosplay de ese personaje, y no me veía de ese personaje. Desde que lo conocí, en 2011 más o menos y hasta el 2015, estuve con que me lo quiero hacer pero no me pega, hasta que dije, bueno, yo me lo hago igual y si no me pega, me quito la espinita. Y funcionó.

"En 2017 ganó el primer premio de cosplay en el Fest Japan de Puerto Real"

Un año después, con tu cosplay: Nico Yazawa de Love Live, ganas el 1º Premio en el FestJapan 2017

Sí, es un Anime de Idol de instituto. Me lo hice en una semana, aunque realmente no sé de costura, nunca he aprendido, nunca me han enseñado pero dije, me voy a hacer este cosplay, si coso por aquí, por aquí, me vale. Y así poco a poco, fui sacando la forma del traje.

Buscaba hacérmelo más fácil, un traje navideño de ese personaje que era más sencillo. Era el segundo que hacía yo sola y no iba a tirar por algo muy complicado, además, faltaba una semana para el evento. Al final, buscando telas, encontré para otro traje de ese personaje, pero más complicado. Dije, bueno, que salga lo que salga y lo cosí en una semana, corriendo. Lo terminé la misma mañana del evento, faltaban detalles de los guantes y otras poquitas cosas. Y no pensaba presentarme, porque me dan pánico los escenarios, cuanto más lejos, mejor. Pero mi madre, mi hermana, mi hijo, mis amigas... ¡preséntate, preséntate!

Y digo, bueno, por la risa me presento. Realmente me inventé la actuación en el escenario, no tenía nada preparado y ni pensaba optar al premio. Bajé así como que me da algo, pero bueno, lo he hecho. Y cuando fueron a dar los premios al mejor traje, pensé, mira, como mucho, optaré a este, pero no creo porque había muy buenos cosplayer. Dieron el segundo premio a otra persona, digo bueno, a mí no me van a dar nada. Y justo cuando me iba girando para seguir con las actividades del evento, oigo que dicen mi nombre como ganadora del primer premio, no me lo pude creer. Y los presentadores desde el escenario me decían: "venga, vente pa arriba, que eres tú". Y yo blanca iba para recoger el premio.

¿Coses a mano, cómo lo haces?

La mayoría lo suelo hacer con hilo y aguja. La máquina de coser con la que me hice el traje con el que gané en 2017, es una máquina que tiene unos setenta años, de mi abuela, de las de rueca. Sin saber coser y con esa máquina, fue horrible. Ahora ya tengo una buena máquina, no es de las mejores del mercado, pero para lo que hago, me apaña. Pero el primer traje que me hice, el de Me, Me, Me, la tela es lycra y es muy complicada para coser a máquina, y más con la máquina antigua. Así es que ese traje lo cosí entero a mano y en tres días, porque se venía encima la fecha del evento, además era en Coruña.

¿Qué cosplay llevas ahora?

Ahora mismo llevo el de Nezuko Kamado, del Anime y Manga de Kimetsu No Yaiba.

Dibujo original de Nezuko Kamado en el que se inspira Vir Black para su cosplay

En el mundo cosplay hay personajes populares, que buscan seguidores, ¿cuál es tu caso?

Yo hago cosplay del personaje que me llama la atención. Por ejemplo, del que voy ahora, el anime ha tenido un boom enorme. En eventos grandes, te ves a muchas personas con este mismo cosplay. Es bastante famoso, es de los protagonistas, de los más queridos del anime.

Pero también suelo hacer personajes secundarios, de anime súper raros que conoce muy poca gente. La mayoría de veces voy con cosplay que me preguntan ¿de qué vas?, no conozco tu personaje. Soy bastante especialita para ver anime y manga, no me suelen gustar los típicos que están en auge en ese momento. Aunque tengo muchos cosplay que han sido protagonistas del anime, como por ejemplo Love Live, un boom increíble desde hace años y no acaba, lleva ya como siete años de fama y cada vez que vas a un evento, te ves mínimo unos veinte personajes de esa serie.

¿Se gana dinero con el cosplay?

Hay gente que se dedica y puede ganar mucho dinero. Es complicado, pero se puede. Sobre todo cuando tienes mucha fama. Españoles no sé yo si hay que se ganen la vida con esto. Pero hay muchísimos cosplayer americanos, japoneses sobre todo, de Alemania, que sí se ganan la vida modelando para las marcas. Les pagan por sesiones de fotos, por modelar y ganan mucho dinero.

¿Cuánto tardas en hacer un traje?

Normalmente y dependiendo de la complejidad del traje, una semana... bueno, más o menos porque también depende de los materiales que uses. Un uniforme escolar puedes hacerlo en tres días. O si llevas una armadura, un kimono, un traje con muchos vuelos y complementos, te puedes tirar meses haciéndolo. Yo ahora estoy con uno que no lleva muchos accesorios, pero si tiene una parte de armaduras que todavía no he empezado y miedo me da, es un traje tipo medieval, con botas, orejas, cola y llevo dos meses trabajando el cosplay, relajadamente, porque quiero que me salga bien y me queda muchísimo en ese traje.

Vir Black hace un trabajo prolijo y muy cuidado a la hora de hacer su cosplay. Podemos ver en este de Nezuko Kamado, al compararlo

con el dibujo del personaje, que la similitud es asombrosa / Jaime Becerra

¿Haces trajes para otras personas?

No, de momento solo para mí, para mi hijo y como mucho para mi hermano pequeño. Tampoco tengo muchos conocimientos de costura, de patronaje no tengo ni idea y no sé si podría hacer un traje para otra persona. No es algo que me plantee de aquí a un futuro.

¿Esta afición cuesta mucho dinero?

Cuesta mucho dinero, parece que no pero es que, si las lentillas 20 €, una peluca que puede rondar entre 15 y 60 €, depende de la calidad, las telas, yo siempre busco la mejor tela. Para el de Nico Yazawa, estuve mes y medio buscando telas de paño con pelito pero de calidad, la falda de terciopelo y el cuerpo de una tela como antelina, siempre busco lo mejor aunque me pueda costar un riñón. En el resultado del traje, se nota la diferencia.

Y aparte del cosplay, ¿estudias o trabajas?

Ahora mismo no, compagino con otro hobby y con ser mamá que ya eso me quita mucho tiempo. Si coso algún cosplay, suelo aprovechar que el niño está en el colegio y me llevo toda la mañana cosiendo.

¿Qué cosplay te ha gustado más hacer y por qué?

Cada uno me gusta por una cosa diferente. Tengo uno que es "basiquísimo", una capa blanca al cuello y unas bragas en la cara y con ese me lo he pasado súper bien en los eventos. El de Nico fue muy trabajado, tiene muchísimos detalles, cadenitas...

Lo disfruté mucho haciéndolo, llevándolo y fue con el que gané, pero no es un cosplay al que le tenga un cariño especial. De hecho, en ese evento, es la única vez que lo he usado. Ayer lo saqué del armario para ponérmelo mañana. Tengo otros que he hecho en tres días, me ha encantado hacerlos y tengo sesiones de fotos con ellos. A cada uno le tengo cariño.

Vir Black durante la sesión de fotos después de la entrevista, el pasado 30 de noviembre junto a la Caseta municipal, donde se celebró

el Fest Japan 2019 en Puerto Real (Cádiz) / Jaime Becerra

¿Te cambias de cosplay en los eventos?

Cuando voy a los eventos aquí en la provincia de Cádiz, intento ir los tres o dos días que dura. Y cada día llevo un cosplay. En algún evento he llevado uno por la mañana y por la tarde me he cambiado a otro. Suelo llevar el cosplay principal y otro más cómodo.

Eres jurado en el concurso de cosplay del FestJapan 2019. ¿Qué valoras, en qué te fijas?

Es la primera vez que soy jurado, me han explicado cómo hacerlo pero hasta ahora no tenía ni idea. Para concursar, tienes que tener mínimo un 70% del cosplay hecho por ti a mano, no puede ser comprado. Y yo, sobre todo, me fijo en las telas, los accesorios, cuanto más parecido sea el personaje, la caracterización, porque de nada vale llevar un traje increíble, súper bien hecho si después no llevas peluca, no te has caracterizado o el maquillaje no está bien. No es obligatorio, pero suma puntos y cuanto más similar te hayas preparado para el personaje, mejor puntuación tendrás en conjunto con la actuación.

"Entre que me maquillo, me pongo las lentillas, el traje y la peluca, puedo tardar entre dos o tres horas"

¿Cuánto tiempo tardas en preparar tu cosplay?

Entre que me maquillo, me pongo las lentillas, ponerme el traje y la peluca, unas dos o tres horas, depende de lo que lleve.

¿Le dedicas mucho tiempo a esta afición?

Sí, y no le dedico tanto como quisiera, si pudiera, aun más le dedicaba.

Vir Black vuelve al evento, es menuda pero inmensa, de voz dulce, alegre y muy locuaz. Tiene gran parte de su pasión en el mundo cosplay. Lo vive a tope, sabe de lo que habla, es una profesional de esta cultura, de este arte fascinante que ya merece mayor reconocimiento o


56 vistas
PORTADAweb
PORTADA36
PAG-1webmaskao
PAG-1peque
PAG-1
Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2020 / Cádiz España