• Maia Brisé

¡Que vienen los comunistas!


En realidad es la misma porquería, la que ha existido desde los albores de la civilización humana; luchas por conseguir el poder, riquezas y privilegios como sea, engaños al pueblo y reparto de migajas con buenas dosis de pan y circo. Para que no se quejen.

Señalar un enemigo terrible, activa los instintos más básicos pero paraliza el pensamiento

Pero nos hemos civilizado, unos más que otros, eso sí. Aprendimos las artes diplomáticas, el diálogo y la política. Y suena muy bien: "que civilizados, que tolerantes". ¡Y una mierda! Espero que no me censuren, que esa "mierda" es muy importante. Sí, porque es tremenda y gorda, es la gran mentira contada desde el poder. El que sea, el de la tribu, el del pequeño pueblo, el de un país o el del planeta entero, en definitiva, el crematístico.

Es el caramelo envenenado, el engaño más pernicioso que hemos permitido siglo tras siglo y apoyado por otras mentiras que nos hemos ido tragando una detrás de otra, y sin rechistar.

Estoy segura que si no fuera por esas inmensas trolas que nos han vendido, el mundo sería mucho mejor. Algo así como lo soñaba John Lennon en su canción Imagine:

Imagina que no hay países.

No es difícil hacerlo.

Nada por lo cual matar o morir,

Y tampoco ninguna religión.

Imagina a toda la gente Viviendo la vida en paz.

Pero no, funciona mejor el embuste, lo hemos hecho verdad y lo defendemos.

¡Que vienen los comunistas! siguen gritando los extemporáneos.

Ya me explicarán esos lumbreras, cuál es el peligro del comunismo hoy en el mundo: ¿Una Venezuela que apenas respira?, ¿Cuba que se abre al libre mercado?, ¿Corea del Norte y sus brabuconadas?, ¿o la Bolivia que se han zampado de un golpe? No, la idea es meter miedo de forma gratuita, es el primer balido para que el rebaño replique a coro desde su ignorancia. Es la vieja artimaña del capitalismo, el que nos ha sometido a sus ideas, a su dictadura.

"Ellos son gente de bien, y el resto, ¿qué somos?, ¿gente de mal?"

¡Que no es dictadura! Anda, trata de salir del redil, no abras una cuenta en el banco, deja de pagar una cuota de la hipoteca, no pagues el precio abusivo de la luz, mira a ver si te dejan ir por libre, fuera de su sistema. Y si pruebas a hacerlo, serás un anti sistema, una etiqueta despectiva y sucia que te garantiza la nada. Son sus reglas, las de una dictadura sutil, implacable y eficaz. Eso sí, el problema es que vienen los comunistas.

Hablar en las escuelas de igualdad hombre y mujer, de un mundo multicultural, de inclusión, del cambio climático, de los distintos tipos de familia es, según los conservadores, adoctrinar. Pero inculcar la religión a los niños, su ideología mojigata de rezos, dioses y vírgenes, para estos vigilantes de la moral, no es doctrina, es formar a personas de bien. Bien sumisas, por lo general. Y puede que esta última frase les ofenda, pero olvidan sus ofensas cuando menosprecian las ideas de quienes no comulguen con su catequesis. Ellos son gente de bien, y el resto, ¿qué somos?, ¿gente de mal?

"Por eso usan el embuste para difamar y meter miedo contra otras formas de pensar y repartir riquezas"

Cuesta entender a personas de bajos ingresos defendiendo los ideales capitalistas, incluso los votan, totalmente contrarios a los intereses de un trabajador. Pobres curritos embaucados, los amos no les dicen la verdad sobre la ideología que profesan y usan el engaño para ocultar sus abusivos fines. Por eso usan el embuste para difamar y meter miedo contra otras formas de pensar y repartir riquezas. Y no necesariamente tiene que ser bajo el pensamiento comunista.

El mundo funciona bajo la ideología capitalista, está en precario, los ricos cada vez son más ricos y los pobres más pobres, unos en opulencia y otros muertos de hambre y arriesgando sus vidas para cruzar estrechos.

Las sociedades se rebelan contra el neoliberalismo y llega la represión del poder, el cambio climático nos avisa que la tierra está estrujada y saqueada por la codicia de grandes empresas, pero el problema es:

¡que vienen los comunistas! o


12 vistas
Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2020 / Cádiz España