• Frán Sánchez / Aún con vida

Cádiz es color


Los que conocen Cádiz, seguro, están de acuerdo con el titular: "Cádiz es color". Y para quienes aún no conocen la ciudad, contarles que está enclavada en la llamada Costa de la luz, así bautizada por su gran cantidad de horas de sol al año y una luz intensa, capaz de decolorar la ropa tendida si te despistas.

Su clima es magnífico, con inviernos suaves donde casi siempre está presente el sol. Su mar camaléonico torna entre azules marinos, verdes turquesas, plateados o dorados según la hora del día. Las fachadas de los edificios del Campo del Sur, cerca de la catedral, son una auténtica paleta de colores celestes, terracotas o beige. Los balcones del casco antiguo se engalanan con geranios y flores mientras en el parque Genovés te esperan brochazos multicolores de plantas o flores. Y por la Alameda Apodaca, se despliegan árboles y enredaderas salpicando verdes, fucsias, amarillos y así hasta el arco iris para romper sobre azulejos de vistosas grafías.

Una ciudad llena de color y de luz, pero donde los logotipos destinados a la promoción turística se mueven en gamas de celestes apagados, morados o verdes oscuros.

Vaya ojo publicitario.

Y en carnaval los colores explotan, anegando calles y rincones con chispeantes disfraces donde la única ausencia, es el color. En verano, las playas se llenan de bañadores coloridos que se desperdigan sobre la arena dorada. Y las puestas de sol, un rojizo intenso que acaricia pieles tostadas o morenas. Su sol de mediodía es amarillo, como la cúpula de la catedral y el equipo de la ciudad, el Cádiz Club de Fútbol, con camiseta amarilla y pantalón azul.

Cádiz es color, sin ninguna duda. Es su punto diferencial, la asociación a la luz, a lo cálido, al buen clima, a la alegría y al bienestar. Es un legado natural que debería ser imprescindible en el lenguaje gráfico de su promoción turística.

Un taxi de Cádiz, con el "logotipo turístico" de la ciudad en su puerta / Maskao

Pero no, parece que nadie ha caído en esta obviedad y nos encontramos con que los taxis de la ciudad llevan, a modo de logo turístico, una especie de media luna -o tal vez una sonrisa- de color celeste aburrido y un eslogan facilón: "Cádiz, la ciudad que sonríe". Y no hace mucho, alguien se descolgó con otro logo compuesto por dos círculos, uno verde cian y otro marrón-amarillo-papilla de bebé con el eslogan: "Cádiz faro del sur". Ahí, con un par.

Pero ahí no queda la cosa, el Patronato de Turismo de Cádiz también apuesta por un morado, azul y verde en su logotipo y año tras año, la presencia de Cádiz en FITUR, al igual que en otras ferias turísticas internacionales, donde presenta las grandes "ofertas de la ciudad", van envueltas en colores celestes, azules o verdes oscuros. Ni un solo color cálido. ¡Vaya ojo estratégico!

Variedad de logotipos para la promoción de la ciudad de Cádiz

¿Es que no hay publicistas, creativos y estrategas en la ciudad? Pues parece que no, o al menos, no están en los planes de las instituciones gaditanas para que les asesoren. Algo no cuadra porque hablamos de lo obvio, de colores cálidos, elementos al que cualquier publicista sabría sacarle partido y encantado de poder trabajar a partir de una amplia paleta de colores como argumento.

En Cádiz hay buenos diseñadores, pero no son los indicados para crear una campaña de imagen turística, según los expertos en este tema, el diseñador entra en acción a partir de un concepto global diseñado por estrategas de marketing, comunicación, publicistas y creativos de campañas.

Tal vez no es mala idea que las instituciones responsables de este asunto, convoquen un concurso de proyectos para diseñar la imagen, la estrategia de comunicación y una publicidad potente para Cádiz. Porque visto lo visto, hace mucha falta o


15 vistas
PORTADAweb
PORTADA36
PAG-1webmaskao
PAG-1peque
PAG-1
Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2020 / Cádiz España