• V. Palma / Maskao

Sin balón no hay Mundial


Los balones de fútbol han sufrido a lo largo de la historia numerosas transformaciones para mejorar sus prestaciones. Nuevos materiales y los avances tecnológicos, han revolucionado la elaboración y desarrollo de esta "pelotita" que mueve millones. Y sin el balón, ni fútbol ni mundiales.

Los estudiosos del balón, dicen que fue en China en el siglo IV a.C, donde crearon la primera pelota de cuero rellena de crines y raíces utilizada con fines militares. Siglos más tarde, en el 1.400 a.C, los niños egipcios jugaban con elementos esféricos fabricados con papiro, caña, arcilla, madera o marfil.

Y civilizaciones como la griega, la precolombina o los japoneses y romanos, aportaron con sus usos

y materiales al desarrollo de lo que hoy en día conocemos como balón de fútbol.

En el 1.400 a.C, los niños egipcios jugaban con elementos esféricos fabricados

con papiro, caña, arcilla, madera o marfil y cubiertas con cuero cocido.

Hasta mediados del siglo XIX, los primeros balones de juegos que luego derivaron en el fútbol, estaban fabricados con vejigas de cerdo, pero se deformaban y sus movimientos eran inestables. La estabilidad del balón mejoró gracias a Charles Goodyear y su descubrimiento de la vulcanización del caucho. Así, en 1855 creó el primer balón específico para jugar al fútbol. Sin embargo, los problemas de deformación seguían presentes. Se buscan soluciones y aparecen las válvulas para inflar y mantener la forma esférica de los balones durante más tiempo.

Ya en 1872 se instauran las primeras reglas del fútbol que especifican las características del balón: forma esférica con circunferencia de entre 27 y 28 pulgadas.

Pero no fue hasta casi 100 años después, en 1970, cuando se produjo una verdadera revolución con la creación del primer balón fabricado a base de pentágonos. Era el Telstar, el balón oficial del Mundial de México 1970 y el primer modelo con 32 paneles cosidos a mano y en dos colores; blanco y negro. De esta manera, se consiguió la esfera más perfecta hasta ese momento y la estandarización de las medidas de fabricación.

Este modelo, ayudo al desarrollo de los siguientes balones de los mundiales como el modelo Tango del Mundial de España 1982, con el que se consiguió reducir a niveles mínimos la absorción de agua, mediante costuras impermeables.

En 1986 se da otro paso muy importante con el balón Azteca para el Mundial de México, introduciendo en su fabricación, materiales sintéticos. A partir de aquí, se desarrollaron balones con espuma sintética y poliuretano que permitieron una mayor durabilidad, mayor recuperación energética y una mayor capacidad de respuesta así como una impermeabilización muy alta. No olvidemos que los antiguos balones con el agua se empapaban y pesaban mucho más.

En 2006, los pentágonos evolucionaron a superficies casi lisas, que permitían un mayor control del esférico por parte de los jugadores. Gracias a este avance, nació Teamgeist, el balón del Mundial de Alemania 2006. La misma línea siguió el balón diseñado para el Mundial de Sudáfrica 2010, especialmente recordado por los aficionados españoles.

Siguiendo con la técnica que permite un control y dominio del balón casi perfecto, llegó el balón diseñado para el actual Mundial de Rusia, el Krasava. Este se diferencia del resto por una estructura innovadora que ofrece una cubierta de primera calidad, un agarre perfecto, gran visibilidad en el aire, impermeabilización casi total y la incorporación de un chip que es la introducción de la tecnología al juego. El chip ofrece información al arbitraje con el VAR y señala con exactitud si un balón ha traspasado o no la línea de gol, por ejemplo.

Balones de los mundiales

Uruguay 1930

Pelota de cuero modelo argentino. Balón de tiento con gajos rectangulares. En su interior llevaba una vejiga. Se utilizó en el primer tiempo de la Final del Mundial de Uruguay.

Pelota Argentina de 12 paneles

Pelota de cuero modelo uruguayo. Se utilizó en el segundo tiempo de la Final.

Modelo T

Italia 1934

Pelota de cuero modelo italiano con vejiga en su interior.

Fue la primera y única pelota en utilizar un cordón de algodón.

Federale 102

Francia 1938

La vejiga se reemplazó por una válvula para inflar a través de un pico, por lo que no era necesario descoser

el cuero para hinchar la pelota.

Allen

Brasil 1950

El balón del torneo fue una «Superball Duplo T» de fabricación brasileña, siendo la primera vez que se utilizaba un balón sin tiento, que consiste en un balón de costura y pico invisible.

Superball Duplo T

Suiza 1954

Sus gajos externos forman una "T".

Swiss World Champion

Suecia 1958

Al igual que el balón de Suiza 1954, sus gajos externos forman una "T".

Top Star

Chile 1962

Aparecieron los 18 paneles y el balón se transformó en una esfera regular.

Crack

Inglaterra 1966

Volvieron los gajos rectangulares de color naranja, amarillo y blanco.

Se fabricaron 300 balones para el Mundial de Fútbol.

Slazenger Challenge 4-Stars

México 1970

Balón de cuero con 32 gajos poligonales blancos y negros cosidos a mano. Manufacturado por Adidas, proveedor oficial en todas las ediciones de los mundiales a partir de 1970 y hasta el 2030.

Telstar

Alemania 1974

Conservó la forma del anterior, solo cambió el color de las letras impresas de dorado a negro.

Los hexágonos seguían siendo blancos y los pentágonos, negros.

Telstar Durlast

Argentina 1978

Con motivos en sus gajos, se usó de modelo para las siguientes 5 copas.

Tango

España 1982

Balón de cuero y poliuretano que lo convierten en impermeable.

Tango España

México 1986

Primer balón oficial completamente sintético. Redujo aún más la absorción de agua.

Azteca

Italia 1990

Más veloz gracias a su capa interna de espuma negra de poliuretano.

Incluía al león etrusco dentro de los triángulos.

Etrusco Unico

Estados Unidos 1994

Con espuma blanca de polietileno compacto por fuera, tenía gran recuperación energética. Tenía además mallas de estabilidad y mallas de fibra trenzadas.

Questra

Francia 1998

Con microburbujas de gas, cerradas y altamente resistentes.

El exterior era de poliuretano compacto y otras características iguales al Questra.

Tricolore

Corea-Japón 2002

Tres capas tejidas consiguieron darle una trayectoria más precisa.

El diseño exterior se inspiró en la cultura de los países anfitriones.

Fevernova

Alemania 2006

Con menos gajos que los anteriores consiguió una superficie más suave para rematar.

Se usó un balón para la fase de grupos y otro para las eliminatorias.

Timegeist

Timegeist Gold

Sudáfrica 2010

Con una capa de supercarbonato que ayuda a precisar los tiros. Totalmente esférico, muy difícil de parar.

También se usaron dos balones, uno para fase de grupos y otro en eliminatorias.

Jabulani

Jabulani Eliminatorias

Brasil 2014

Con seis paneles de poliestireno para mantener el mismo peso y la misma redondez incluso bajo fuerte lluvia.

El interior está hecho de látex.

Brazuca

Brazuca Final

Rusia 2018

Tiene un aspecto retro que recuerda a su antecesor Telstar que se usó en el Mundial de México 1970. La diferencia sustancial es que el actual solo tiene seis paneles blancos y negros en vez de los 32 del anterior. Tiene un chip incorporado para el arbitraje con VAR y decir con exactitud si un balón ha cruzado la línea de gol.

Telstar 18

Telstar 18 Eliminatorias

No sorprenderemos a nadie si afirmamos que el fútbol mueve millones. Por eso las grandes firmas deportivas quieren estar siempre cerca de este “gran circo” que es un escaparate privilegiado del planeta.

Adidas llevará 60 años ligada a los mundiales cuando finalice su contrato con FIFA en 2030 como proveedora oficial de los balones. Un pequeño artilugio redondo, en torno al cual, pivota una industria enorme llamada: fútbol.

Vicente Palma / Maskao

#balónmundial #historiabalón #mundialesdefútbol

12 vistas
PORTADAweb
PORTADA36
PAG-1webmaskao
PAG-1peque
PAG-1
Contáctanos
LOGOnegro.png

Todos los derechos reservados Maskao Magacín 2020 / Cádiz España